elecciones bolivia
AFP
25 Oct 2019 07:33 PM

Órgano electoral de Bolivia acepta auditoría de organismos internacionales

La oposición en este país pide una segunda vuelta.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El órgano electoral de Bolivia aceptó que se realice una auditoría para despejar las sospechas de fraude en las elecciones del pasado domingo, medida que fue solicitada, tanto por la oposición del país, como por organismos internacionales.

"Estamos abiertos a una auditoría", afirmó la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, en una esperada comparecencia ante los medios, en la que confirmó que el presidente Evo Morales ganó las elecciones en primera vuelta. 

De igual forma, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia concluyó su cómputo de las elecciones generales del domingo y confirmó la victoria en primera vuelta del presidente, Evo Morales, con más de diez puntos de diferencia sobre el opositor, Carlos Mesa.

Lea más: Gran marcha en Santiago de Chile congrega a más de un millón de personas

La presidenta del TSE, María Eugenia Choque, anunció las cifras finales: 47,08 % para Morales y 36,51 % para Mesa. Ese resultado descarta un balotaje, una petición de los opositores que denuncian un fraude oficialista. La ley boliviana señala que un candidato gana en primera vuelta si obtiene al menos 40 % de los votos, con diez puntos de diferencia sobre el segundo.

Mesa ha advertido de que no reconocerá estos resultados por considerarlos fraudulentos al estar el órgano electoral al servicio del presidente, por lo que exige una segunda vuelta con Morales.

En contexto: Tribunal electoral da triunfo a Evo Morales en elecciones presidenciales

Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea, Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos, entre otros, apoyan esa segunda vuelta para despejar las sospechas de fraude.

El presidente boliviano, que defiende su victoria y reta a la comunidad internacional a demostrar "voto a voto" la manipulación de resultados, ha recibido el respaldo de aliados políticos como Cuba, Rusia y Venezuela.