Keiko Fujimori, dirigente política peruana
Keiko Fujimori, dirigente política peruana
Foto de AFP
14 Mar 2020 03:07 PM

Nuevo pedido de casación a favor de Keiko Fujimori fue rechazado

Keiko es investigada por presunto lavado de activos por supuestos aportes ilícitos que recibió de Odebrecht para sus campañas electorales.
agenciaefe
Agencia
Efe

La Corte Superior de Justicia de Lima declaró infundado un pedido de casación presentado por Sachi Fujimori a favor de su hermana Keiko Fujimori, la líder del partido opositor Fuerza Popular que cumple 15 meses de prisión preventiva mientras es investigada por presunta corrupción en Perú.

El organismo judicial informó en Twitter que se "declaró infundado el pedido de represión de actos homogéneos solicitado por Sachi Fujimori a favor de Keiko Fujimori".

Lea aquí: Putin firma reforma que le permite mantenerse en el poder por dos periodos más

La hermana menor de Keiko había pedido que se deje "sin efecto" la convocatoria de la audiencia del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, que preside el juez Víctor Zúñiga, que el pasado 28 de enero ordenó la prisión preventiva.

La líder de Fuerza Popular fue enviada a prisión mientras es investigada por la presunta comisión del delito de lavado de activos por los presuntos aportes ilícitos que recibió de la empresa brasileña Odebrecht para sus campañas electorales de 2011 y 2016.

Orden de prisión apelada

El pasado 5 de febrero el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria concedió un recurso de apelación a la defensa de Fujimori, después de que el fiscal a cargo de la investigación del caso, José Domingo Pérez, pidiera que se confirme la prisión preventiva de 15 meses.

El caso deberá ser revisado ahora por un tribunal de segunda instancia, ya que Fujimori señala que no cometió un delito sino "una falta administrativa" cuando recibió dinero en efectivo y usó falsos aportantes para encubrir las donaciones de Odebrecht y grandes empresarios que apoyaron sus campañas presidenciales.

Por ese motivo, se le investiga por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, obstrucción a la Justicia, organización criminal, fraude procesal, falsa declaración en procedimiento administrativo y falsedad genérica.

Segunda vez el prisión

Keiko Fujimori ya había pasado 13 meses en esa prisión, hasta el 30 de noviembre del año pasado, cuando fue liberada en cumplimiento de una resolución del Tribunal Constitucional (TC), que aceptó un recurso que pidió resguardar su derecho a la libertad personal.

Le puede interesar: Venezuela cuestiona a Colombia por cerrar fronteras ante coronavirus

Sin embargo, el juez Zúñiga ordenó su reingreso en la cárcel hasta el 27 de abril de 2021 tras tener en cuenta la información brindada por el fiscal Pérez, quien en los próximos meses pedirá el inicio de un juicio oral que puede llevar a una condena de 14 a 24 años de cárcel.

Por su parte, el fiscal jefe del equipo especial que investiga el caso Lava Jato en Perú, Rafael Vela, ratificó que la investigación "ha progresado notablemente" y no solo se busca culminar con la investigación, sino llegar a un juicio oral.

Mientras tanto, el partido Fuerza Popular defiende la inocencia de su líder, aunque ha visto seriamente mellado su poder político después de obtener solo 12 escaños en el Congreso elegido a fines de enero pasado, tras haber llegado a 73 en las elecciones de 2016.

Acusación de Kenji

En medio de ese escenario, esta semana el hermano menor de Keiko y excongresista Kenji Fujimori afirmó que el partido Fuerza Popular buscaba obtener el "poder absoluto" del país en 2018, cuando forzó la renuncia de entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Lea además: Un cerdo, el curioso premio que recibió Ronaldinho por ganar torneo en la cárcel

Kuczynski renunció a la Presidencia de Perú en marzo de 2018, después de que aparecieron evidencias de sus vínculos con Odebrecht y se publicaran unos vídeos en los que Kenji, que mantenía gran cercanía con él, ofrecía favores políticos a un legislador fujimorista para que votara en contra de la destitución del entonces gobernante.

Por ese motivo, el menor de los Fujimori también es investigado por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo y tráfico de influencias agravado, mientras que Kuczynski (2016-2018) permanece en arresto domiciliario mientras se le investiga por sus vínculos con Odebrecht.