Benjamin Netanyahu
Benjamin Netanyahu
AFP
26 Dic 2019 09:36 PM

Netanyahu gana las primarias de su partido en Israel

El primer ministro israelí se pronunció a través de Twitter.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se proclamó vencedor de las primarias para designar al jefe de su partido de derecha, el Likud, que liderará para las legislativas de marzo.

De interés: Primer Ministro de Israel fue evacuado de acto electoral por un proyectil de Gaza

"¡Una inmensa victoria! Gracias a los miembros del Likud por su confianza, su apoyo y su afecto", dijo Netanyahu en Twitter una hora después del fin de la votación, cuyos resultados parciales le acreditaban con una fácil victoria sobre su rival, Gideon Saar.

"Con su ayuda y la de Dios, lideraré al Likud hacia una gran victoria en las próximas elecciones y continuaré liderando el estado de Israel hacia logros sin precedentes", agregó.

Unos 57.000 miembros del Likud votaron por todo el país durante las votaciones. Saar tuiteó tras el cierre de las urnas para dar las gracias a sus partidarios, voluntarios y votantes.

Netanyahu fue inculpado en noviembre pasado por corrupción, fraude y abuso de confianza en tres casos, que denunció como "falsas acusaciones". Sus rivales en Likud, con Saar a la cabeza, llamaron a celebrar elecciones internas.

Lea más: Netanyahu encara la "misión imposible" de formar un Gobierno

Saar fue varias veces ministro, antes de que fuese apartado por Netanyahu en 2014.

En los últimos meses, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, encargó a Netanyahu la tarea de formar gobierno tras los comicios legislativos del 17 de septiembre, los segundos en cinco meses.

A primera vista, pareciera que 'Bibi', como se conoce al primer ministro en Israel, ha ganado de nuevo. Pero cuando se mira la situación al detalle Netanyahu, el más longevo (en el poder) de los jefes de gobierno israelíes tiene ante sí una tarea ingrata y muy difícil: mover los cimientos de la política israelí.

En esa ocasión, los resultados definitivos de las elecciones legislativas otorgaron al Likud, el partido de derecha de Netanyahu, 32 escaños sobre los 120 del parlamento israelí, la Knéset.