cocaina_afp2.jpg
Narcotráfico en Colombia. Incautación de Cocaína.
AFP
23 Mayo 2021 11:35 AM

Ministro turco, salpicado por un capo de participar en narcotráfico en Colombia

En Turquía hay gran polémica por escandalosas revelaciones sobre narcotráfico en Colombia y su relación con un ministro turco.
agenciaefe
Agencia
Efe

El conocido "capo" mafioso y criminal turco Sedat Peker, condenado a 14 años de cárcel, ha acusado este domingo a altos cargos de Turquía, entre ellos un ministro, de estar directamente involucrados en el tráfico de cocaína desde Colombia.

Peker lleva semanas difundiendo vídeos con monólogos en los que revela supuestas conexiones entre el crimen organizado e importantes personalidades del Gobierno turco y el partido que dirige Turquía desde 2002, el islamista AKP.

Le puede interesar: Papa Francisco defiende "el derecho a manifestarse pacíficamente"

El blanco preferido de los ataques de Peker es el ministro del Interior, Süleyman Soylu, al que muchos consideran un potencial sucesor del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Al mismo tiempo, Peker asegura apoyar plenamente a Erdogan.

En el séptimo vídeo difundido hoy, el mafioso recuerda que en junio pasado la policía colombiana decomisó en el puerto pacífico de Buenaventura 4,9 toneladas de cocaína en un carguero que tenía Turquía como destino, sin practicar detenciones y sin que se haya dado a conocer a qué cártel pertenecía la carga.

Lea además: Unión Europea expresa disposición de ayudar a Colombia a superar la crisis que atraviesa

"Tras el decomiso se estudió una nueva ruta por la frontera de Venezuela", dice Peker en el vídeo, asegurando que con este fin, el armador turco Erkan Yildirim, hijo del ex primer ministro turco Binali Yildirim, viajó en enero y febrero pasado a Caracas.

La nueva ruta pasará por República Dominicana, parada habitual de muchos buques de contenedores, afirma Peker, vaticinando próximos decomisos de droga en Santo Domingo.

Dijo que la cocaína enviada a Turquía se descarga mediante yates de 30 o 35 metros de eslora con base en el conocido puerto deportivo de Bodrum en la costa del Egeo y de allí se distribuye sobre todo a países de Oriente Próximo, donde alcanza precios mayores que en Europa.

Otro puerto de descarga es Latakía en Siria, y el dinero se blanquea a través de una red de casinos en la República Turca del Norte de Chipre, país no reconocido por ningún Estado del mundo salvo Turquía, señala el capo.

Lea también: El volcán Nyiragongo de la R.D. del Congo entró en erupción

"El dinero se gestiona a través de Halil Falyali, un hombre que no poseía nada hace 20 años, pero ahora es dueño de toda Chipre (Norte). Tiene veinte acusaciones criminales en Turquía y lo busca también la DEA (Administración de Control de Drogas de Estados Unidos), pero no lo pueden sacar (de la isla)", dice Peker en el vídeo.

Peker no solo acusa a Soylu de conocer y proteger estas redes, sino que apunta también a un antiguo jefe de la policía turca, ministro de Interior y de Justicia en los años noventa, Mehmet Agar, cuyo hijo Tolga es empresario y diputado del AKP.

Según el mafioso, Agar estaba involucrado en el narcotráfico de la época sobre todo a través de "capos" kurdos, y luego utilizó las redes de seguridad del Estado para hacer asesinar a sus antiguos socios bajo pretextos políticos y así "limpiar su pasado".

Le puede interesar: Como "un logro extraordinario" fue catalogada por Netanyahu la ofensiva en Gaza

Peker asegura que él mismo colaboró en un asesinato encargado por Agar, cuyo objetivo era el periodista turcochipriota Kutlu Adali, quien, afirma, estaba investigando las conexiones entre las redes del narcotráfico y casinos.

El mafioso afirma que movido por un espíritu patriota, al creer al periodista enemigo de la nación, envió a su hermano, Atilla Peker, junto a un militar de las fuerzas especiales turcas, Korkut Eken, a Chipre, donde los dos delegaron el crimen a un grupo local, que mató al periodista a tiros en 1996.

La oposición turca lleva semanas reclamando sin éxito que se investiguen las afirmaciones de Peker, al tiempo que Soylu ha iniciado un proceso contra Peker por difamación, insistiendo en que, a diferencia de lo que expresado en los vídeos, él nunca ha tenido contacto con el capo.