El estudio arrojó que el 72% de hombres están dispuestos a tomar riesgos para obtener una buena fotografía.
El estudio arrojó que el 72% de hombres están dispuestos a tomar riesgos para obtener una buena fotografía.
Ingimage
5 Oct 2018 09:28 PM

Más de 250 personas murieron desde 2011 por tomarse una selfie

Según un estudio, el 72% de hombres están dispuestos a tomar riesgos para obtener una buena fotografía.
Ortiz
Karen
Ortiz
Karenortiz25

Las selfies o autorretratos son una práctica diaria en el mundo, y a simple vista no representarían ningún riesgo o peligro para quien las toma. Sin embargo, este límite se rompe al intentar la foto perfecta en sitios poco convencionales. 

Según un estudio realizado por investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, más de 250 personas murieron entre octubre de 2011 y noviembre de 2017 en 137 accidentes mientras intentaban tomarse una selfie. 

Ahogamiento, ataques de animales, accidentes de tránsito, electrocución y caídas son algunas de las causas de muerte más comunes al intentar captar la fotografía perfecta. 

Lea también: El falso correo que afecta a los iPhone

El estudio también identificó que la mayoría de las muertes por selfies ocurrieron en la India, seguidas por Rusia, Estados Unidos y Pakistán. Sin embargo, según la investigación, los datos podrían ser más altos, ya que las autoridades no reportan las 'selfies' como una causa de muerte. 

“Se cree que las muertes por selfies no son reportadas y se trata de un tema que debe ser abordado. Se está subestimando la magnitud del problema. Es importante evaluar las pruebas, causas y razones de las muertes por selfies para poder hacer las intervenciones adecuadas"”, indicó el estudio. 

Uno de los casos más recordados es el de Gavin Zimmerman, un joven de 19 años que en el mes de julio falleció al intentar tomarse una selfie en un acantilado en Nueva Gales del Sur, Australia.

Le puede interesar: Pablo Toscano, el genio detrás de la animación de Assassin’s Creed Odyssey

Pero este no es el único caso. Hace poco, Tomer Frankfurter murió después de una caída de 250 metros en el Parque Nacional Yosemite, en Estados Unidos, al querer tener un autorretrato en el extravagante lugar. Situaciones como estas sirvieron de base a los investigadores para llevar a cabo el estudio.

Además, aunque suene curioso, y a pesar de que supuestamente las mujeres son las que más quieren tomarse autorretratos, el estudio arrojó que el 72% de hombres están dispuestos a tomar riesgos para obtener una buena fotografía, por ejemplo, pararse al borde de un acantilado para capturar un momento perfecto. 

"Las selfies en sí mismas no son dañinas, pero el comportamiento humano que las acompaña es peligroso. Los ciudadanos deben ser educados con respecto a ciertas conductas de riesgo y lugares peligrosos donde no se deben tomar fotografías a sí mismos”, señaló la investigación. 

Finalmente, los autores del estudio sugirieron crear “zonas sin selfies” en lugares turísticos que puedan representar un peligro para los viajeros, con el fin de disminuir las muertes al intentar tener la selfie perfecta. 
 

Fuente
Sistema Integrado Digital