JodyWilliamsCumbreAFPLAFM1.jpg
2 Feb 2017 07:35 AM

Jody Williams a los colombianos: "si quieren paz, involúcrense"

La Nobel de Paz (1997) además habló sobre el nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump; "no presta atención a otra gente (...) es la antítesis de lo que el mundo necesita".
La
Fm

La premio nobel de la Paz 1997, Jody Williams, aseguró que Estados Unidos está en "shock" por la llegada de Donald Trump a la Presidencia y que quienes protestan por sus polémicas políticas están incluso dispuestos a ir a la cárcel.

"Todo el mundo en mi país, que no es de derecha, está todo el día en shock porque nunca creímos que íbamos a tener que aguantar años de Trump en el poder", indicó en rueda de prensa en Bogotá la profesora que se convirtió en líder de la lucha contra las minas antipersonales y las bombas racimo.

Para Williams, quien participará entre el 2 y el 5 de febrero en la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, al que asisten 31 laureados en la capital colombiana, los estadounidenses tampoco tenían claro que el mandatario "iba a lanzar a diario órdenes tan polémicas".

El problema con Donald Trump, analizó la activista, "es que no escucha las noticias y no presta atención a otra gente, menos a su gente".

El pasado 20 de enero asumió como presidente de Estados Unidos el multimillonario empresario republicano Donald Trump en medio de una ola de protestas de inmigrantes, mujeres y afroamericanos, entre otros sectores, que no apoyan sus políticas.

Contra todos los pronósticos, Trump venció en los comicios con posturas poco ortodoxas como su simpatía hacia Rusia, país con el que han tenido estrecha relación algunos altos cargos de su Gobierno.

En esa misma tónica, el magnate ha aireado su falta de confianza en las agencias de inteligencia estadounidenses, lo que ya generó recelos, miedos e incertidumbre entre el personal de estos departamentos.

Además, en los tan solo 11 días que lleva su Administración, el jefe de Estado confirmó la construcción de un muro en la frontera con México, firmó una orden para sacar a EE.UU. del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que forman parte otras 11 naciones, y vetó a los refugiados y ciudadanos de siete países musulmanes.

En respuesta a tales acciones, "hay mucha gente movilizándose para las próximas elecciones presidenciales y siguen protestando. Hoy se puede ver en todo el mundo a millones de mujeres en marchas en contra de Trump y nos preguntamos como activistas qué podemos hacer", comentó Jody Williams.

Por ahora, puntualizó, "podemos seguir protestando y estamos incluso dispuestos a ir a la cárcel".

"Quiero hablar de democracia y paz y resulta que soy de un país en el que ahora gobierna Trump (...) en mi país Trump es la antítesis de lo que el mundo necesita para lograr la democracia", agregó.

Además, envió un mensaje a los colombianos en el contexto de los acuerdos de paz con las Farc y el inicio de otros proceso con el ELN.

"Si ustedes, gente de Colombia, quieren una paz fuerte y sostenible, involúcrense (...) si esperamos a que solo los gobiernos hagan las cosas, nada va a cambiar (...) no esperen a que el gobierno, en cualquier nivel, les solucione los problemas", sentenció.

Williams estudió política internacional en la década de los 80 y se enfocó en ayudar a El Salvador, país centroamericano devastado por la guerra en esa época, en donde entregó prótesis a los niños que habían perdido sus extremidades.

Desde 1991 la nobel tuvo un importante papel en el lanzamiento de una iniciativa global contra las minas antipersonales y en 1997 logró que la Campaña Internacional para Prohibir las Minas Terrestres vinculara a 1.000 organizaciones de 60 países.

Además, su nombre está asociado a la Convención de Ottawa, que entró en vigor en 1999 con 120 Estados miembro y prohíbe el uso, producción, venta y acumulación de existencias de minas antipersonales.