Provincia de Idlib en Siria.
Provincia de Idlib en Siria.
AFP
11 Sep 2018 04:56 PM

Idlib "no debe convertirse en un baño de sangre", dice jefe de la ONU

Se estima que la población en Idlib es de tres millones de personas, incluido un millón de niños.
Kelly Cabana
Kelly
Cabana
@keycabana

La provincia siria de Idlib "no debe convertirse en un baño de sangre", afirmó el martes durante un discurso solemne el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en el que pidió a Rusia, Irán y Turquía hacer todo lo posible para proteger a los civiles.

"Combatir el terrorismo no exime a los beligerantes de sus obligaciones previstas por el derecho internacional", agregó Guterres en esta nueva declaración en la que pidió una solución pacífica en Idlib, donde se espera un ataque de las fuerzas de Damasco.

Una ofensiva militar del régimen en Idlib "desencadenaría una tragedia humanitaria sin precedentes", consideró.

"Hice un llamado claro a todas las partes directa e indirectamente implicadas, en particular los tres garantes" de la zona de desescalada de Idlib, "Irán, Rusia y Turquía, a no escatimar esfuerzos para encontrar soluciones que puedan proteger a la población civil preservando los servicios básicos como los hospitalarios y asegurando el pleno respeto al derecho humanitario".

Se estima que la población en Idlib es de tres millones de personas, incluido un millón de niños. Cerca de la mitad son refugiados que han huido de otras zonas de conflicto en Siria.

Antonio Guterres había advertido el 29 de agosto contra "los crecientes riesgos de una catástrofe humanitaria en caso de una operación militar a gran escala" en Idlib.

Preguntado el martes por qué no viajaba a la región para presionar a los protagonistas de la crisis siria, no respondió.

Moscú, Teherán y Ankara deben "encontrar la manera de aislar a los grupos terroristas y de crear una situación que evite a los civiles pagar el precio de una solución en Idlib", indicó Guterres. "Deben trabajar juntos más que nunca" y tener la capacidad de encontrar una solución positiva, estimó.

En la mañana, Turquía había renovado frente al Consejo de Seguridad su llamado a un "alto al fuego completo e inmediato" en la provincia y solicitó el apoyo del organismo a esta propuesta.

Sin embargo, el viernes, durante una cumbre tripartita en Teherán, Rusia e Irán habían rechazado tal perspectiva señalando que Damasco tiene el derecho de retomar el control de su provincia.

El  martes, el embajador ruso en la ONU, Vassily Nebenzia, dijo al Consejo de Seguridad que lo que está en juego en Idlib no es "una operación militar sino una operación antiterrorista". Lo que fue denunciado especialmente por Reino Unido.

Fuente
AFP