Balón de fútbol
Foto de adidas Football suministrada a LA FM
19 Oct 2020 09:08 AM

Fútbol profesional francés homenajeará a profesor decapitado

Habrá minuto de silencio antes de cada encuentro y la foto del profesor se mostrará en las pantallas gigantes de los estadios.
Agencia
AFP

El fútbol profesional francés rendirá homenaje a Samuel Paty, el profesor de Historia y Geografía decapitado el viernes, guardando un minuto de silencio antes de cada partido de Ligue 1 y de Ligue 2 este fin de semana, anunció la Liga (LFP), reunida este lunes en asamblea general.

Lea aquí: Sujeto decapitó a profesor que mostró en clase caricaturas de Mahoma

Además de ese momento de silencio, la fotografía del profesor se mostrará en las pantallas gigantes de los estadios y cada participante en el partido (futbolistas, entrenadores, árbitros) llevará un brazalete negro en su memoria, precisó la instancia.

Decenas de miles de personas se congregaron por toda Francia el domingo para rendir homenaje a este profesor de una escuela de Conflans Sainte-Honorine, 30 km al noroeste de París, asesinado por mostrar a sus alumnos unas caricaturas de Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión.

La víctima fue decapitada en plena calle en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, a 50 kilómetros de París, cerca de la escuela donde trabajaba. El presunto autor del ataque fue abatido por la policía, indicó una fuente judicial.

Lea además: Fue víctima de "atentado terrorista islamista": Macron sobre profesor decapitado

Rodrigo Arenas, copresidente de la FCPE, la mayor asociación de padres de familia, dijo que recibió hace un informe de "un padre extremadamente enfadado" después de que se mostrara una caricatura de Mahoma en clase.

El maestro habría, según Arenas, "invitado a los estudiantes musulmanes a salir del aula" antes de mostrar una caricatura del profeta agachado, con una estrella dibujada en sus nalgas, y la inscripción "nace una estrella".

Según el padre de un alumno, que se encontraba en la clase y que dijo que el maestro no quiso escandalizar a algunos de los niños, la secuencia causó mucha controversia entre algunos padres de familia.

Este ataque se produce exactamente tres semanas después de un ataque con cuchillo, perpetrado por un paquistaní de 25 años, cerca de las antiguas oficinas del semanario Charlie Hebdo, en el que dos personas resultaron heridas.