20 Abr 2016 06:57 AM

Fernando Panesso: Ecuador no necesita más rescatistas, pero sí mucha ayuda

El embajador de Colombia en Ecuador habló con LA F.m. de las labores para identificar a más connacionales luego del terremoto en el país hermano.
Estas fueron sus declaraciones
 
 
 
La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y la Cancillería colombiana gestionaron la repatriación de los restos de tres de las nueve víctimas mortales colombianas que dejó el fuerte sismo en Ecuador y que, hasta el momento, deja como saldo más de 400 personas fallecidas.
 
Los cuerpos de estas personas serán trasladados en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, mientras que cuatro connacionales serán velados en el país vecino.
 
Sobre la octava víctima, aún sus familiares no deciden qué van a hacer.
 
También serán repatriados sus familiares y algunos colombianos que han solicitado asistencia de retorno al país que, en principio, serían alrededor de 20 personas.
 
Entretanto, las aerolíneas de Avianca y Viva Colombia han manifestado su intención de contribuir para acelerar el proceso de repatriación de quienes quieran devolverse al país.

Nuevo terremoto

 

 
Un nuevo terremoto de 6,1 grados en la escala abierta de Richter sacudió este miércoles la costa norte de Ecuador, la misma zona afectada por el fuerte sismo del sábado pasado, que mató a unas 500 personas.
 
Según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el movimiento telúrico se localizó a 25 kilómetros al oeste de Muisme, localidad ubicada a unos cien kilómetros de Pedernales, considerada la zona cero del seísmo de 7,8 grados registrado el sábado. El terremoto se registró a 15,7 kilómetros de profundidad y, al parecer, no se ha emitido una alerta de tsunami.
 
Ecuador trata aún de recuperarse del seísmo y las sucesivas réplicas ocurridas en esta misma zona desde el pasado sábado, con el resultado por ahora de alrededor de 500 muertos, más de 4.000 heridos y 231 desaparecidos.
 
El temblor inicial afectó a un tramo de costa del Pacífico de más de 100 kilómetros donde ha causado daños valorados inicialmente por las autoridades en unos 3.000 millones de dólares.
 
Ayer (martes) mismo, muchos ecuatorianos revivieron los duros momentos de la sacudida del sábado cuando una réplica de magnitud 6 en la escala abierta de Richter volvió a sacudir la zona del norte de la costa.
 
El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó a Efe de que la réplica de ayer (martes), ubicada en la localidad costera de Muisne y a 10 kilómetros de profundidad, se sintió en Quito, la capital situada en los Andes y a unos 160 kilómetros al este del epicentro, así como en las costeras de Guayaquil y Manta. 
Fuente
Sistema Integrado Digital