Aeropuerto de Kabul
AFP
13 Dic 2021 07:15 PM

Estados Unidos no va a emitir ningún castigo contra soldados implicados en un bombardeo en Kabul

El bombardeo ocurrió el pasado 29 de agosto contra un vehículo en una zona residencial de Kabul próxima al aeropuerto.
agenciaefe
Agencia
Efe

Estados Unidos no castigará a ninguno de los implicados en un bombardeo en agosto pasado en Afganistán, donde 10 civiles afganos, siete de ellos niños, fallecieron por error en un ataque en el que las fuerzas estadounidenses pensaron que el blanco era un objetivo yihadista, informó este lunes el Pentágono.

El portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, explicó en una rueda de prensa que el titular de esta cartera, Lloyd Austin, "no va a emitir ningún castigo contra soldados".

Austin adoptó esa decisión después de que el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), y el general Richard Clarke, que dirige el Comando de Operaciones Especiales, recomendaran no adoptar medidas punitivas. 

A principios de noviembre, el Pentágono anunció que había determinado que el bombardeo no fue una negligencia penal, tras la conclusión de un informe elaborado por el inspector general de la Fuerza Aérea, teniente general Sami Said. 

Lea aquí: Acuerdo judicial por US$380 millones por el abuso de un médico a varias gimnastas

El bombardeo ocurrió el pasado 29 de agosto contra un vehículo en una zona residencial de Kabul próxima al aeropuerto, que fue atacado por error por las fuerzas de Estados Unidos que pensaban que en él viajaba un militante del grupo terrorista Estados Islámico (EI) con explosivos.

Este ataque aéreo se produjo tres días después de que 13 soldados estadounidenses murieran y 18 resultaran heridos en un atentado del EI contra el aeropuerto de Kabul, donde hubo decenas de víctimas afganas.

Said reveló que no había aconsejado ninguna acción disciplinaria por este bombardeo erróneo. Kirby explicó este lunes que los comandantes del Centcom y de las Fuerzas Especiales han evaluado el informe de Said antes de recomendar no adoptar ninguna medida punitiva.

"Lo que vieron aquí fue un colapso en el proceso y la ejecución de eventos de procedimiento, no fue resultado de una negligencia, de una mala praxis o una falta de liderazgo", aseguró el portavoz.

Aun así, Kirby admitió que en el Departamento de Defensa saben que habrá quienes no les guste esta decisión, pero sostuvo que es algo que se ha resuelto tras un análisis "cuidadoso". Y agregó que, pese a que no se van adoptar medidas, se van llevar a cabo "cambios de procedimiento" para mejorar.