submarinoargentino1.jpg
El submarino desaparecido, en una foto de 2014 / AFP
20 Nov 2017 05:17 AM

El misterio del submarino argentino desaparecido: revelan la última comunicación

En el sumergible, desaparecido del Atlántico Sur, están a bordo 44 personas. Siete países lo buscan.
La
Fm

El submarino argentino perdido en el Atlántico Sur con 44 tripulantes había comunicado una avería en las baterías en su último reporte el miércoles pasado antes de que la Marina lo reportara desaparecido, reveló este lunes un jefe de la Armada.

"El buque salió a superficie y ahí comunicó esta avería, por eso el comando de la fuerza le dice que cambie la ruta y venga a Mar del Plata", dijo en rueda de prensa Gabriel Galeazzi, jefe de la base naval de esa ciudad 400 km al sur de Buenos Aires adonde debía arribar el "ARA San Juan" este lunes.

Hasta ahora la información proporcionada no mencionaba una avería y la hipótesis que divulgó desde el jueves la Armada informaba sobre una "falla de comunicaciones". El San Juan "estaba haciendo un área de patrulla en el (Atlántico) sur y cuando informa la avería se le pone una ruta directa a Mar del Plata", se explayó Galeazzi. "Apenas se supo esa información fueron desplegados medios para allá", dijo.

Un amplio operativo internacional con la participación de siete países y el aporte de equipamiento de última tecnología barren por aire y por mar la zona desde el jueves para dar con el paradero del sumergible y sus 44 tripulantes. Este lunes se descartó que siete intentos de llamadas satelitales detectadas el sábado hayan provenido del sumergible.

El diálogo de LA FM con Claudio Rodríguez, hermano de un suboficial maquinista a bordo del submarino desaparecido en Argentina

0:27 5:25

Cinco días de búsqueda

El portavoz de la Armada argentina, Enrique Balbi, dijo en el quinto día del operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido el pasado miércoles en las costas argentinas con 44 tripulantes a bordo, que es el "de mayor magnitud de los últimos 30 años" y que continúan sin "novedades".

"No hemos tenido novedades, si bien aún no tuvimos la reunión previa antes de las diez de la mañana que será el primer parte oficial ya que para esa hora recibimos todo el material de la base naval Puerto Belgrano que es donde se está concentrando el centro coordinador de búsqueda de recate", aseguró en diálogo con la emisora argentina radio Mitre.

El sumergible partió el lunes del austral puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad de Mar del Plata, ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, y reportó por última vez en la madrugada del pasado miércoles. Pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con los 44 tripulantes a bordo se puso en marcha el protocolo de búsqueda en la madrugada del jueves.

Los siete intentos de comunicación anunciados durante la noche del sábado por el Ministerio de Defensa argentino no fueron confirmados ya que "no se podían georeferenciar", explicó Balbi, y agregó que esperan tener a lo largo de este lunes "un informe más preciso y oficial". Y destacó: "Hace treinta años que la Armada no enfrentaba una operación de esta magnitud".

...
Mensaje puesto en la base de Mar del Plata / AFP

Los operativos, a cargo de la Armada Argentina, cuentan con una aeronave de exploración antisubmarina y numerosos buques de la Armada con helicópteros embarcados, así como de la colaboración internacional de alto nivel enviada por países como Chile, Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, Colombia, Uruguay y Perú.

El portavoz reconoció que "los primeros días fueron más que nada de escucha radioeléctrica, desde que pasamos a la fase de rescate se realizó un despliegue de gran magnitud", e insistió en las "pésimas" condiciones climatológicas que dificultan la búsqueda. Los operativos de rastreaje y rescate se producen en las costas sureñas del país sudamericano, donde se sigue el recorrido que el buque tendría que haber realizado hasta llegar a la base naval de Mar del Plata, donde cerca de 30 familias de los tripulantes se encuentran instaladas desde el pasado viernes.

Cuando se cumplen cinco días de búsqueda, Balbi concretó que este tipo de naves tienen "90 días por manual de poder operar fuera de su apostadero independiente de cualquier asistencia externa en condiciones normales de navegación". Esto implicaría salir a la superficie una vez cada uno o dos días, como explicó, para "tomar oxígeno y recambiar el aire del interior".

"Si va a superficie y puede cargar la batería tiene provisiones tanto de agua como de alimentos deshidratados", contó, pero matizó que "si no puede hacer snorkel ni ir a superficie y está en inmersión hay países que han hecho pruebas para calcular y con todo lo que tiene el submarino estamos hablando de siete días aproximadamente".

Tras lo que sostuvo que hay que ser "muy cautos" al desconocer "el escenario" en el que se encuentra el submarino. "Nos llama la atención que no haya mayores indicios, no se detectaron señales como bengalas, hay mucha incertidumbre en cuanto a indicios que nos podría ayudar a localizarlo", finalizó.