Captura15-74.jpg
Donald Trump y Kim Jong-un / AFP
24 Abr 2018 10:26 AM

Donald Trump insiste en que Corea del Norte debe "eliminar" su arsenal nuclear

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró que Corea del Norte debe eliminar su arsenal nuclear, en la antesala de un histórico encuentro con el líder norcoreano Kim Jong Un.

Durante una conferencia de prensa conjunta con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en la Casa Blanca, Trump dijo que su propuesta de desnuclearización de la península coreana "quiere decir que (los norcoreanos) deben eliminar sus armas nucleares. Es muy simple".

A inicios de mes, Trump anunció que estaban siendo consideradas cinco lugares para la cumbre con Kim "probablemente a principios de junio", la cual espera que resulte en un pacto de desnuclearización con Corea del Norte.

"Sería muy fácil para mí hacer un acuerdo simple y clamar victoria. No quiero eso. Quiero que se deshagan de sus armas nucleares", agregó Trump durante la conferencia de prensa.

"Muy honorable"

 

El presidente Trump sorprendió al afirmar que Kim le había parecido un hombre "muy honorable" en los contactos previos al histórico encuentro que podría ocurrir en mayo.

Kim "realmente ha sido muy abierto, pienso... muy honorable", expresó el mandatario estadounidense.

Lea también: Trump califica a norcoreano Kim Jong Un de “muy honorable”

Sin embargo, la extensión de la idea de "desnuclearización" aún deja ver diferencias.

Kim ha dicho que aspira a discutir sobre la "desnuclearización" con Trump, pero Pyongyang insiste en aclarar que se trata de la "desnuclearización de la península coreana", como un mensaje para que Estados Unidos retire su presencia militar de Corea del Sur.

Estados Unidos tiene 28.500 soldados desplegados en Corea del Sur, así como una importante presencia militar en la región que supervisa el espacio aéreo y el mar alrededor de Corea del Norte.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, estimó que "hay razones para ser optimista" de que las conversaciones con Corea del Norte sean "fructíferas", después de que Pyongyang anunciara que suspendería sus pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales.

 Diferencias no tan sutiles

 

Sin embargo, la retórica utilizada por Trump no hizo mención a la península coreana, sino apenas a la eliminación del arsenal norcoreano.

Donald Trump buscó nuevamente distanciarse de "gobiernos anteriores" y aseguró que, en caso de que las negociaciones con líderes norcoreanos no den resultados, no dudará en "abandonar la mesa" de conversaciones.

"Al contrario de gobiernos anteriores, abandonaré la mesa. Pero creo que tenemos la oportunidad de hacer algo muy especial", dijo, dejando entreabierta la puerta a algo de flexibilidad.

En preparación a ese histórico encuentro con Kim, Trump envió en misión secreta a Pyongyang al director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, quien mantuvo al menos un encuentro personal con el líder norcoreano.

Poco después de ese encuentro, Kim anunció la suspensión de las prácticas con artefactos nucleares, un paso que fue interpretado como un gesto de buena voluntad para facilitar el diálogo.

Además, como un capítulo previo a las conversaciones con Trump, Kim tiene en agenda este viernes una reunión con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la localidad de Panmunjon, en la zona desmilitarizada entre la dos Corea.

Con información de AFP