Maikol-Vivas.jpg
Maikol Vivas, futbolista venezolano al servicio de Ureña FC
5 Abr 2018 07:57 AM

Apareció futbolista venezolano supuestamente secuestrado en la frontera con Colombia

Maikol Vivas, quien supuestamente fue plagiado en inmediaciones de Cúcuta, está en su casa, según informó su club.

Un futbolista venezolano de la segunda división que se sospecha había sido secuestrado el pasado jueves en la frontera con Colombia reapareció la noche del martes, informó su club.

"Con la mayor de las alegrías hacemos el anuncio que nuestro jugador y amigo Maikol Vivas ya se encuentra en casa nuevamente, se encuentra bien", señaló en Twitter el Ureña FC, que calificó el hecho como una "lamentable situación", sin ofrecer detalles.

El presidente del equipo, Argenis Cáceres, también agradeció que Vivas esté "de regreso con su familia" en el estado Táchira. Más temprano, Cáceres dijo telefónicamente a la AFP que se investigaba la desaparición del jugador y que se estaba "manejando la figura del secuestro".

El directivo evitó hacer más precisiones acogiendo una recomendación de las autoridades para preservar la seguridad de Vivas. La familia también declinó referirse al suceso. El diario local La Nación informó que a Vivas se lo llevaron hombres a bordo de motocicletas en el municipio Pedro María Ureña, que limita con la ciudad colombiana de Cúcuta.

La Asociación de Futbolistas de Venezuela había pedido este martes a las autoridades "darle total atención a este caso hasta que el jugador de 26 años" recobrara su libertad, según un comunicado.

Venezuela es considerado uno de los países más inseguros del mundo, con una tasa de 89 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2017 (26.000 casos), es decir 14 veces superior a la media mundial, según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia.

Las autoridades no difunden estadísticas de secuestro desde hace varios años, pero abundan los reportes de prensa sobre casos de retenciones con fines extorsivos. Este martes, la Fiscalía acusó formalmente a un policía del estado Zulia por el secuestro de la madre del grandeliga venezolano Elías Díaz, ocurrido el pasado 8 febrero. La mujer fue rescatada dos días después.

En noviembre pasado, Javier Betancourt, joven prospecto de las 'granjas' de los Cerveceros de Milwaukee, fue herido de bala en el brazo izquierdo en Caracas. Mientras, en 2011 el deporte local se conmovió con el secuestro y posterior liberación del grandeliga Wilson Ramos, entonces perteneciente a los Nacionales de Washington y ahora pieza de los Rays de Tampa Bay. Los responsables fueron condenados a 20 años de cárcel un año después.