Nunca pase por alto la letra pequeña
Nunca pase por alto la letra pequeña
Imagen de referencia (Ingimage)
6 Jun 2018 08:12 AM

Tips a tener en cuenta a la hora de comprar casa o apartamento

Uno de los grandes desafíos al conformar una familia es encontrar el lugar ideal para empezar a formar un hogar y edificar sus sueños.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

Conformar una familia o independizarse de los padres implica algo más allá del amor de pareja o las ganas de vivir solo. Home & Health cuenta cómo las nuevas familias se dan a la tarea de encontrar un lugar ideal para vivir, en una serie que relata el paso a paso para conseguirlo.

Según los expertos que ayudaron a la creación de esta producción, hay que tener en cuenta estos aspectos cuando se trata de comprar o arrendar una vivienda:

Presupuesto: es el aspecto más importante. Al tener una cifra exacta del dinero que se destinará a la compra o arriendo de una vivienda, el filtro se reduce a unos lugares específicos de la ciudad.

Vecindario: se debe trazar un mapeo de los vecindarios ideales. Hay que tener en cuenta seguridad, facilidad de transporte, acceso a centros comerciales, almacenes y colegios (en el caso de tener hijos). Nunca olvidar que en caso de ser conjuntos o unidades cerradas, existen unas mínimas condiciones de convivencia y se debe estar dispuesto a cumplirlas para no alterar la paz del lugar. Aplica de manera inversa; si no está dispuesto a tolerar mascotas o ruido, busque un lugar independiente.

Espacios: se debe visitar cada oferta de casa o apartamento para realizar un comparativo de opciones entre precios y condiciones. Observar el costo beneficio respecto al número de habitaciones, baños y salas comunes; los acabados y la tecnología del lugar, es decir, cocinas integrales, cortinas, iluminación, armarios, entre otros. Además, es importante el manejo de basuras, aguas y energías renovables.

Condiciones de compra/arriendo: es imprescindible que sepa cuáles son los trámites, que sean seguros. En el mejor de los casos busque asesoría de agentes inmobiliarios o expertos abogados. Lea el contrato y nunca pase por alto la letra pequeña.

Por último y ya pactado el negocio, múdese y dedíquese a decorar a su gusto, para que cada minuto que pase en su nuevo hogar le recuerde que sus sueños son posibles y que su familia cuenta con la fortuna de tener un lugar ideal para vivir.