Relaciones sexuales
Relaciones sexuales
Freepik / gpointstudio
8 Jul 2022 09:50 AM

Las mejores posiciones para alcanzar el orgasmo femenino

Un estudio revela cuáles son las mejores posiciones sexuales para que la mujer pueda llegar al clímax.
Mónica Castellanos
Mónica Lizette
Castellanos Osorio

Las relaciones sexuales siguen siendo un misterio para muchos y más cuando se busca la manera para que las mujeres puedan alcanzar el orgasmo. Por esta razón, la clínica ginecológica de Nueva York, New H Medical, realizó un estudio para revelar cuáles son las mejores posturas para alcanzar el orgasmo femenino.  

Los investigadores analizaron el flujo de sangre al clítoris con ultrasonidos durante las posturas más populares en medio de las relaciones sexuales.  

¿Cuáles son las mejores posiciones? 

De acuerdo con el estudio, las mejores posiciones para alcanzar el orgasmo femenino son: 

1. Misionero con almohada. 

2. Misionero sin almohada. 

3. Cara a cara y la mujer arriba. 

4. Sentado y cara a cara. 

5. Perrito. 

¿Cuáles fueron los hallazgos en estas posiciones? 

Los investigadores demostraron que el flujo de sangre al clítoris es mayor en el momento en el que el hombre está arriba con una almohada colocada debajo de la pelvis de la mujer.  

“El objetivo era comparar el flujo sanguíneo del clítoris antes y después del coito en cada una de las cinco posiciones, después de un período de tiempo estandarizado de 10 minutos”, afirma el estudio. 

También, las posiciones cara a cara son efectivas para estimular el flujo sanguíneo del clítoris. “La posición de espaldas produce la menor cantidad de contacto directo con el clítoris y resultó en un aumento insignificante en el flujo sanguíneo en comparación con las posiciones cara a cara”, indican los investigadores.  

Adicionalmente, “las almohadas comercializadas con esta intención, a menudo denominadas almohadas sexuales o almohadas de posicionamiento, suelen ser firmes y con forma de cuña, lo que proporciona una angulación pélvica más precisa y consistente que las almohadas de cama convencionales. Además de aumentar la cantidad de contacto y la presión sobre el clítoris, las almohadas pueden aumentar la profundidad de la penetración”. 

Por otro lado, los investigadores explicaron que es probable que cada mujer tenga una respuesta diferente a la estimulación de las posiciones sexuales. “La dificultad para alcanzar el orgasmo, cuyas causas son multifactoriales, es un componente de la disfunción sexual. Los médicos pueden usar estos hallazgos para aconsejar a los pacientes sobre qué posiciones coitales podrían ayudarlos a alcanzar el clímax”, manifestaron.  

Fuente
Sistema Integrado Digital