El 12 de enero se empiezan a incumplir las promesas de año nuevo.
El ejercicio siempre debe estar acompañado de una buena alimentación.
Imagen de referencia de Ingimage
22 Dic 2018 04:10 PM

El día en que mayoría de personas empiezan a incumplir promesas de año nuevo

Un estudio indicó la fecha exacta en que se echan a la “caneca” dichos propósitos.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

No es una cuestión de pocos. Millones de personas alrededor del mundo aprovechan el inicio de cada año para hacer varios propósitos encaminados a tener una mejor calidad de vida.

Comer sano, hacer ejercicio y no endeudarse no solo algunas de esas promesas de las personas hacen a pocos minutos de que cambie el reloj y se inicie un nuevo año.

Pese a las buenas intenciones, un estudio adelantado por la Universidad de Scranton dio a conocer la fecha exacta en que la mayoría de las personas empiezan a desfallecer en sus propósitos para el año nuevo.

Lea también: El spot de Navidad que es furor en el mundo por su conmovedor mensaje

The Independent, un periódico británico, entregó detalles del estudio advirtiendo que solo un 8 % de las personas suelen respetar esos propósitos que resultan también ser desafíos con la llegada del año nuevo, fecha que representa un nuevo comienzo.

Paradójicamente, pese a que se esperaría una fecha lejana para empezar a incumplir esas promesas que se autoimponen, es casi mismo con el inicio de año que todo llega a su final. Es apenas el 12 de enero cuando ese objetivo llega a nada.

En entretenimientoAlejandra Montoya, la sexy contadora que se atrevió al Reto 4 Elementos

Cumplir con las resoluciones es difícil y todos sabemos que en enero se habla y se presiona mucho sobre cómo ponerse en forma y ser más saludables”, sostuvo Gareth Mills, uno de los investigadores del estudio de la Universidad de Scranton.

En deportes¿Seducía Florentino Pérez a Rafael Santos Borré en la premiación del Mundial de Clubes? 

Una de las supuestas claves para alcanzar con éxito esos objetivos es adelantar cambios paulatinos y no radicales para no sucumbir en esas modificaciones del estilo de vida que muchas veces resultan tan difíciles de cumplir.