COLP_042561.jpg
Martín Elías / Colprensa
15 Nov 2017 08:00 AM

Testigo del accidente de Martín Elías habla por primera vez

El pasado 14 de abril se enlutó el vallenato y todo Colombia con la muerte del cantante Martín Elías tras un grave accidente que sufrió en las carreteras de Sucre.
La
Fm

Martín Elías, hijo del cantante Diomedes Díaz, se había presentado el jueves de Semana Santa con su agrupación en Coveñas, Sucre.

Le puede interesar: Hijo de Martín Elías recibió emotivo mensaje por su cumpleaños

Cuando se dirigía a Valledupar, una moto se atravesó en el camino de la camioneta en la que se movilizaba, ocasionando un fatal accidente. La camioneta quedó despedazada y sin las cuatro llantas.

Díaz sufrió un trauma craneoencefálico severo y fracturas en una costilla que terminaron afectándole un pulmón. El cantante vallenato no aguantó las heridas y falleció en un hospital de Valledupar.

A unos 15 metros de donde ocurrió el siniestro se encontraba Rodrigo Contreras, uno de los testigos que presenció los últimos minutos del cantante.

En entrevista con la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata contó cómo se desarrollaron los hechos que terminaron con la vida del cantante de vallenato.

“Me encontraba junto a dos de mis hijos sentado en la terraza. El día despuntaba, cuando de pronto ví un carro blanco acercarse, luego veinte metros antes de llegar al frente de mi casa el tiempo pareció detenerse y sucedió una escena de segundos, pero que parecieron horas; escenas que marcan, que uno ni se imagina que puede vivir”, relató.

“Me veo con las manos sosteniendo mi cabeza, abriendo lo que más puedo mis ojos, para lograr entender la visión y vuelvo a ver el vehículo como tropieza en el escollo, las llantas estallan y pegadas a los rines hacen una carrera internándose en los potreros a lado y lado de la vía. Increíblemente el carro se levanta justo en el campano, a más de cinco metros del suelo y una de sus ramas fue tronchada por el impacto del carro. A los 25 metros del primer impacto tocó suelo de forma violenta”, sostuvo.

“Al caer sale disparado a unos cinco metros del carro un joven que al llegar hasta allá se quejaba mucho, pedía auxilio y que le dieran agua. Los otros ocupantes estaban también heridos por el impacto”, aseveró Contreras.

El testigo expresó que su necesidad de ayudar se manifestó de inmediato, por lo que corrió hasta donde estaba el joven.

“Salí corriendo con el ánimo de ayudar; decir en ese momento que sabía de quien se trataba, seria mentir. Cinco minutos después apareció Rolando Ochoa y fue quien identificó a los accidentados; todo fue un caos a partir de ese momento la carretera se fue llenando de curiosos y el embotellamiento de vehículos empezó a crecer”.

Desde ese día, Rodrigo le rinde tributo todos los viernes a Martín, poniéndose una camiseta amarilla con su rostro estampado.