Diego y Dalma Maradona
Diego y Dalma Maradona.
AFP
27 Nov 2020 12:32 PM

"Siempre le tuve miedo a mi muerte, pero ya no"; sentidas palabras de hija de Maradona

La hija de Diego aún recuerda las vivencias con él.
Daniel Chavarro
Daniel
Chávarro
@daniel_chavarro

La triste partida de Diego Armando Maradona ha dejado un gran vacío en muchas personas, en especial en una de sus hijas, Dalma Maradona quien después de haberle dado el último adiós a su padre publicó en sus redes sociales unas sentidas palabras en honor al ‘10’ argentino. 

Siempre le tuve muchísimo miedo a mi muerte, pero hoy ya no ... ¡Porque sé que ese va a ser el momento que voy a volver a verte y abrazarte de nuevo! Ya te extraño Pa! ¡Voy a aguantar acá, sin esa parte de mi corazón que te llevaste ayer con vos!”, fue una de las palabras de Dalma en su publicación. 

Le puede interesar: El día que "sin piedad" Maradona le metió un gol a niño sin piernas

En el sentido homenaje se pudo notar a la hija del ‘Pibe de Oro’ muy dolida por la partida de su padre quien falleció el pasado miércoles 25 de noviembre a causa de un paro cardio respiratorio. No obstante, manifestó que le dará muy duro cuando la nieta de Diego quiera realizar una videollamada con él y no se pueda llevar a cabo: “Te amo papá! ¡Te voy a amar y defender toda mi vida! Y si tu nieta te quiere llamar por videollamada como hacían, me voy a morir por dentro, pero quédate tranquilo que le voy a contar exactamente quien fuiste, quien sos y quien vas a ser para siempre! Igual ya te ama. Porque tenías eso... No hacía falta mucho para amarte...", escribió la hija de Maradona. 

Vea también: Las declaraciones de Maradona previo a caída 5-0 de Argentina ante Colombia
 
Por otra parte, en el texto se pudo apreciar el cariño que tuvo Dalma hacía el ‘Cebollita’, quien desde que su hija estaba pequeña siempre le inculcó las responsabidades: ¡Vos siempre dándome responsabilidades imposibles desde que tengo uso de razón! Te voy a amar y defender toda mi vida porque te agradezco la vida compartida", agregó Dalma.