Periodista asustada con serpiente
Periodista asustada con serpiente
Imagen: YouTube Today Show Australia
7 Feb 2020 04:20 PM

Periodista pasó el susto de su vida por serpiente que mordió su micrófono

Sarah Cawte estaba haciendo un reporte sobre seguridad con serpientes cuando sucedió el incidente.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Sarah Cawte es una periodista de la cadena australiana Nine que pasó un gran susto en medio de un informe que iba a ser televisado. El pasado martes, Cawte estaba haciendo una nota sobre seguridad con serpientes en la ciudad de Wagga Wagga, por lo que aceptó que le pusieran una sobre los hombros.

La serpiente empezó a moverse por su nuca y, de repente, 'atacó' el micrófono que ella tenía en la mano derecha. La reportera reaccionó con un gran gesto de susto: "Acaba de morder mi micrófono", dijo ella.

Lea también: ¿Piedra, papel o tijera? El tierno desafío entre padre e hija

Inmediatamente, las personas que la acompañaban le pidieron calma: "Solo quédate quieta", le aconsejó un hombre, en medio de risas, y agregó unas palabras para tranquilizarla: "Eso es. Solo sostén el micrófono bien y quieto. Solo es porque [el micrófono] está en frente de su cara. Eso es todo".

La serpiente volvió a moverse y la periodista gritó: "Está mordiendo mi micrófono. ¿Qué hago?". El mismo hombre respondió: "Estarás bien. Solo es el micrófono lo que [la serpiente] está viendo". Pero ella tenía dudas: "Pero ¿y si ve mi mano".

Cawte se quedó quieta, recobró la calma y empezó a hacer su informe: "Puede que no sean del gusto de todo el mundo, la mayoría de veces las serpientes tienen más miedo de ustedes que ustedes de ellas...".

Le puede interesar:Loro gritó y jugó broma a policías que creían que era una mujer en peligro

Al día siguiente, ella le contó al programa 'Today', de la misma cadena, los detalles del susto que pasó: "Estaba allí para un par de tomas para este informe sobre seguridad de las serpientes, que lo estaba haciendo ayer".

"Estaba asustada porque mi mano estaba cerca a donde ella estaba mordiendo. Daba mucho miedo". Al poco tiempo la situación se calmó, ella pudo hacer la toma y tan pronto terminó le pidió al encargado de la serpiente que se la quitara de encima.

Al final todo salió bien y en broma hubo un reproche a su camarógrafo por no haberla ayudado.

Fuente
Sistema Integrado Digital