Nuevo disco de Paul McCartney
AFP
12 Sep 2018 10:17 AM

Paul McCartney y sus confesiones sexuales mientras estaba en The Beatles

El intérprete recordó un momento en el que se masturbó junto a John Lennon.
Julieth Castaño
Julieth
Castaño
@LaMamba11

El que fuera integrante del mítico cuarteto de The Beatles, Paul McCartney, negó en una entrevista en la revista GQ que haya participado en orgías a lo largo de su vida, pero sí describió como "maravillosa" una experiencia con dos prostitutas en las Vegas.

"No me van las orgías. Personalmente, no quiero a nadie más ahí. Lo arruina todo, creo. Nunca lo he hecho", explicó el músico. 

No obstante, McCartney de 76 años, no tuvo problemas en describir un encuentro sexual que tuvo con dos prostitutas en Las Vegas, cuando aún estaba en The Beatles.

"Una vez estuvimos en Las Vegas y nuestro guía nos preguntó si queríamos una prostituta. Todos respondimos que sí y yo pedí dos", explicó McCartney, casado ahora con Nancy Shevell.

Lea también: Paul McCartney dice que vio a Dios mientras estaba bajo efecto de las drogas

"Y las tuve. Fue una experiencia maravillosa, pero eso es lo más cerca que he estado de una orgía", puntualizó.

Además, el músico dejó insinuó que puede que sus entonces compañeros de banda estuvieran en la habitación de al lado "con otro pedido".

"Creo que John (Lennon) estaba más en esas cosas. Recuerdo una vez que estábamos en un club y conoció a un hombre que se lo llevó a casa porque su mujer se había imaginado a John teniendo sexo con ella. Eso ocurrió y Lennon luego se dio cuenta de que el marido había estado mirando", añadió.

Tal parece que Lennon era una persona mucho más espontánea en el terreno sexual, incluso, Paul recuerda otra anécdota que los involucró a los dos. Un día, estando en la casa del intérprete de 'Imagine' y en compañía de otras tres personas, todos empezaron a masturbarse de forma colectiva. 

Lea también: Paul McCartney saca al mercado 'Egypt Station'

"Éramos un pequeño grupo y en lugar de emborracharnos y estar de fiesta, hicimos otra cosa. Estábamos en estas sillas y con las luces apagadas... Luego alguien comenzó a masturbarse, por lo que todos lo hicimos", expresó el artista. 

Mientras estaban en su momento de éxtasis, concentrado cada uno en su misión, empezaron a gritar entonces el nombre de cualquier persona que los inspirara a la excitación. "Creo que  John dijo: '¡Winston Churchill!", recuerda McCartney con humor. 

"Tal vez lo hicimos una vez más, no fue una gran cosa. No pensé demasiado en eso. Aunque ahora me parece algo bastante obsceno. Hay tantas cosas como esas que hacíamos de jóvenes y ahora nos preguntamos '¿Realmente hicimos eso?' Pero fue una buena e inofensiva diversión. No lastimó a nadie", finalizó el cantante. 

Fuente
EFE y Sistema Integrado Digital