gunsnrosesaxlfotooficial1.jpg
Oficial GnR.
24 Nov 2016 02:27 AM

Guns N' Roses se despidió de Medellín tras inolvidable noche de rock

42 mil personas asistieron al histórico concierto en el estadio Atanasio Girardot.
La
Fm

700 empleos directos generó el concierto de Guns N' Roses en Medellín, en su mayoría, fueron jóvenes que trabajaron en el montaje de las dos pantallas gigantes, el escenario, la instalación de 32 mil luces robóticas y la ubicación del piso artificial para proteger la grama del estadio Atanasio Girardot.

Luego de una histórica noche, Guns N' Roses se despidió de la capital antioqueña que vibró al ritmo de Dont Cry, November Rain, Welcome to the Jungle o Paradise City. El concierto dejó ganancias por 20 mil millones de pesos para la ciudad y una ocupación hotelera del 90 por ciento, previo al inicio de la temporada de vacaciones.

El día más esperado para 42 mil rockeros comenzó a las 3 de la tarde del miércoles 23 de noviembre, a esa hora la banda norteamericana publicó en sus redes sociales que había dejado cuatro púas para guitarra en el parque Botero, en el centro de Medellín.

A las 7 y 45 de la noche se abrieron los micrófonos, los telones que cubrían las dos pantallas gigantes bajaron, hubo juegos pirotécnicos y salió Marky Ramone, quien cantó 30 minutos continuos de punk.

Luego de un descanso, comenzaron a sonar varios disparos que anunciaban la salida de Guns N' Roses. A las 9 y 45 de la noche el estadio de Medellín se fundió en lágrimas y gritos cuando salió al escenario Axl Rose, Slash y el resto de la banda.

Además, uno de los hechos más curiosos lo protagonizó el bajista y segundo vocalista, Duff Mckagan, quien fue sorprendido en el restaurante Mondongos, ubicado en el barrio El Poblado, donde se preparan alimentos típicos de la región.

Los asistentes también presenciaron como Axl Rose se cambió cinco veces el sombrero, uno de ellos fue un sombrero vuelteado. Al final, la noche cerró con el tema Far Away Eyes, canción original de The Rolling Stones.