Tinder
AFP
21 Mayo 2018 06:23 PM

Estudio desmiente mito acerca de Tinder

Estudio reveló datos acerca de la efectividad de la aplicación en la sexualidad de las personas que la usan.
Daniel
Daniel Felipe
Mejía
@DFelipeMejia

Para muchos es un tabú, para otros casualidad, para algunos lo peor y para varios una puerta para dejar fluir su vida sexual. En esto se convirtió Tinder desde el momento en que llegó al mercado digital al que acceden millones de personas a diario.

Para muchos internautas, la aplicación de citas tiene el estigma de ser un portal para tener sexo fácil. Sin embargo, aunque mucho se ha hablado del tema, un nuevo estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences , descubrió que en realidad el índice de usuarios que tienen sexo gracias a Tinder ha disminuido. 

La Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) desarrolló un proyecto donde investigadores encuestaron a más de 600 estudiantes sobre su actividad en las redes sociales y su comportamiento sexual relacionado a esto. De los datos que arrojó, descubrieron que la mayoría de las personas que utilizan activamente estas aplicaciones de citas, están interesadas en relaciones sexuales a corto plazo, pero que no llegan a cumplirlo con nadie.

De los estudiantes que fueron entrevistados como parte del estudio, casi la mitad (edades entre 19 a 29 años) se opuso a la idea de usar aplicaciones móviles de citas basadas en imágenes. Solo uno de cada cinco tenía cuentas activas.

Los encargados de realizar el estudio, describieron que los sujetos que utilizan este tipo de app como Tinder y Bumble se caracterizan  por tener niveles altos de “orientación sociosexual” o interés en el sexo fuera de una relación comprometida

El estudio constató que el número entre hombre y mujeres con estas inclinaciones no varía y que ambos géneros tienen oportunidad de tener sexo de cualquier manera.

Desafortunadamente para las usuarios que deslizan fotos constantemente en la pantalla de su celular en busca de sexo fácil y sin compromiso, la suerte no es la misma, de hecho es más escasa y poca.

“Las personas de la aplicación de citas no tienen parejas sexuales más frecuentemente que otras personas con la misma prefencia de sexo a corto plazo que no usan la aplicación”, explicó a través de un comunicado Mons Bendixen, profesor asociado del Departamento de Psicología de NTNU.

Para estos investigadores, Tinder es básicamente un reemplazo digital de esa tarea compleja de conectar en un bar o un sitio público con alguien. Ya las personas no buscan salir a tratar de conquistar o simpatizar con alguien en un lugar de entretenimiento, simplemente prefieren estar en sus casas y conocer a otros sujetos con solo clicks.

En el análisis de las personas, se descubrió que las mujeres generalmente pasan más tiempo en la aplicación y examinan más detenidamente a cada persona con la que se cruzan. En cambio, los hombres fueron catalogados como más eficientes en su enfoque y por el tipo de decisiones que toman (mucho más rápidas).

El equipo de investigación también encontró que, a pesar de que la mayoría de sujetos ingresa a la app buscando encuentros sexuales, tanto hombres como mujeres la usan más como medio de entretenimiento.