Albert Einstein
Albert Einstein
AFP
4 Oct 2018 09:05 PM

Esto dice la famosa carta de Einstein sobre Dios que será subastada

Aunque el contenido de la carta se conoce desde hace diez años, esta vuelve a ser noticia debido a la millonada por la que será subastada.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Una famosa carta sobre Dios, escrita por el físico Albert Einstein en enero de 1954, vuelve a ser noticia esta semana, pese a que su contenido había sido revelado en 2008. 

La razón por la que la misiva es noticia nuevamente es que será subastada por la casa Christie’s, en Nueva York, el 4 de diciembre de este año. 

Se estima que la carta será vendida por un valor de entre un millón y un millón y medio de dólares. 

(Lea también: Una carta de Einstein, subastada por más de 100 mil dólares en Jerusalén)

La misiva ya había sido subastada. En mayo de 2008, en Londres, un coleccionista privado pagó 404.000 dólares por ella

La carta, escrita originalmente en alemán, llama mucho la atención debido a las opiniones de Albert Einstein sobre Dios, la Biblia y el judaísmo. Einstein se la escribió al filósofo alemán Eric Gutkind, que además era judío. 

En mayo de 2008, el diario The Guardian publicó una traducción al inglés de la misiva.  

(También le puede interesar: El conmovedor funeral de Stephen Hawking en Cambridge)

Y esto es una parte de lo que dice la carta: 

La palabra ‘Dios’, para mí, no es nada más que la expresión y el producto de las debilidades humanas. La Biblia es una colección de honorables pero aún primitivas leyendas que, sin embargo, son bastante infantiles”. 

“Ninguna interpretación, no importa qué tan sutil, puede cambiar (para mí) esto (…). Para mí, la religión judía, como las otras religiones, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío al que con alegría pertenezco, y con cuya mentalidad tengo una profunda afinidad, no tiene una cualidad diferente para mí que todas las demás personas”. 

(Lea también: Stephen Hawking pidió una ecuación para su epitafio)

“Según mi propia experiencia, tampoco son mejores que otros grupos humanos, aunque están protegidos de los peores cánceres por una falta de poder. De lo contrario, no puedo ver nada de ‘elegidos’ sobre ellos”. 

Fuente
Sistema Integrado Digital