Mark-y-.-Scott-Kelly-Instagram.jpg
Mark-y-.-Scott-Kelly Instagram / @stationcdrkelly
16 Mar 2018 08:58 AM

Astronauta sufre cambio en su ADN tras viajar al espacio y ya no es igual a su gemelo

Este caso le ha permitido a la NASA comprender mejor los efectos de los vuelos espaciales prolongados, en el ser humano a nivel molecular.
La
Fm

Un curioso fenómeno a captado la atención de un equipo de científicos de NASA, quienes analizan los cambios que sufrió el ADN del astronauta Scott Kelly, tras haber pasado un año en la Estación Espacial Internacional. Ocurre que después de dicho periodo Scott se reunió con su gemelo, Mark Kelly y para sorpresa de ambos, el cosmonauta ya no era idéntico a su hermano.

Por este motivo el caso de los gemelos Kelly se incorporó en el marco del 'Twin Study' de la NASA, en el que se investiga la adaptación genética que sufre el cuerpo humano cuando viaja y permanece por prolongados periodos de tiempo en el espacio.

Investigadores del Human Research Program (HRP) de la NASA, analizaron y compararon una considerable cantidad de datos sobre los cambios fisiológicos y psicológicos que sufrió el astronauta Scott Kelly, mientras estuvo en el espacio, con los de su hermano gemelo Mark Kelly, quien siempre permaneció en la Tierra .

Entre los análisis y comparaciones de datos realizados, se encontró que durante el proceso en el que Scott Kelly se readaptó a las condiciones de la Tierra, el astronauta sufrió una alteración de un 7% en su ADN, el 93 por ciento restante era perfectamente normal. Dichas anomalías están principalmente relacionadas con su sistema inmunológico, reparación del ADN, redes de formación ósea, además de la presencia de demasiado CO2 en el torrente sanguíneo.

Cabe destacar que durante su prolongada presencia en el espacio, Scott Kelly no sufrió efectos nocivos en su sistema cognitivo. No obstante cuando se comparó con el de su gemelo, si se evidenció una baja de velocidad y precisión en su pensamiento.

Este caso le ha permitido a la NASA comprender mejor los efectos de los vuelos espaciales prolongados, en el ser humano a nivel molecular.