Allison.jpg
Allison Mack / AFP
20 Abr 2018 10:14 AM

Arrestan a Allison Mack de 'Smallville', implicada en secta Nxivm

Mack es acusada de tráfico sexual.
La
Fm

Las autoridades de Nueva York arrestaron este viernes a la actriz Allison Mack, conocida por su papel en la serie "Smallville", acusada de tráfico sexual por su presunta implicación en la secta Nxivm.

Mack, de 35 años, que comparecerá en las próximas horas ante un tribunal de esta ciudad, es presuntamente responsable de tráfico sexual y de conspirar para obligar a personas a realizar trabajos forzados.

En un comunicado, el fiscal del distrito este de Nueva York, Richard P. Donoghue, explicó que la actriz "reclutó a mujeres" para que se unieran a un supuesto grupo de tutoría femenino "creado y liderado" por Keith Raniere, acusado de los mismos cargos.

Según reveló el medio inglés The Sun, Allison Mack dirige el grupo denominado la ‘hermandad de mujeres’ de la secta, conocido como ‘DOS’. De acuerdo con el testimonio de Frank Parlato, exvocero del grupo, la actriz es una “reclutadora clave” para Nxivm.

En su relato, Parlato, quien fue despedido tras ser descubierto investigando los registros financieros de la secta, sostuvo que Allison Mack habría creado ‘DOS’ con el propósito de consolidar una entidad mundial que sería una “fuerza para el bien y una fuerza femenina contra el mal”.

Sin embargo, Daily Mail ha desvirtuado la supuesta filosofía del grupo, al indicar que las mujeres que hacen parte de la secta deben rendir culto a su fundador Keith Rainere, además de ser obligadas a suministrar fotografías o videos íntimos e información comprometedora a su maestra Allison Mack.

El medio inglés también señala que en el momento en que una mujer es considerada lo “suficientemente digna” para ingresar al culto, se le ordena desnudarse en medio de una ceremonia de iniciación, donde es marcada con un hierro caliente con un símbolo que contiene las iniciales de Keith Rainere y de Mack.

El periódico The New York Times aseguró que luego de ser marcadas, la vida de las mujeres pasa a estar bajo control total de los líderes del culto, quienes las vigilan permanentemente y obligan a reclutar nuevos miembros.