Rafael Nadal en rueda de prensa
Rafael Nadal en rueda de prensa
AFP
20 Abr 2019 03:02 PM

Rafael Nadal también quedó eliminado del ATP de Montecarlo

El tenista español, número 2 del mundo, cayó ante Fabio Fognini.
Edwin Cómbita
Edwin
Cómbita
@edwincombita

El español Rafael Nadal, número 2 mundial, fue eliminado por el italiano Fabio Fognini, 18º del ránking ATP, por un claro 6-4 y 6-2, en semifinales del Masters 1000 de Montecarlo, con lo que no podrá sumar el domingo su duodécimo título en este torneo. 

Fognini jugará el domingo una final inesperada ante el serbio Dusan Lajovic (48º), que se había impuesto en la primera semifinal al ruso Daniil Medvedev (14º) por 7-5 y 6-1.  Tras su revés, la estrella española admitió que su juego había estado muy lejos de lo esperado. 

Vea aquí: ¡Sorpresa en Montecarlo! Novak Djokovic quedó eliminado 

"He jugado uno de mis peores partidos en tierra en catorce años. Es difícil encontrar algo positivo. Me he merecido perder", admitió el mallorquín, haciendo autocrítica sin subterfugios. 

"Jugué un muy mal partido contra un buen jugador. En esas circunstancias, lo normal es que pierdas. Me quedó con una mala sensación, ha sido un día duro. Estoy regresando después de momentos bajos por las lesiones, en el plano mental no ha sido fácil aceptar todo lo que me ha ocurrido en las últimas semanas", apuntó. 

Nadal, que había ganado las tres últimas ediciones de la cita monegasca, no había perdido allí desde las semifinales de 2015, cuando cayó ante Novak Djokovic. 

"Ha sido muy difícil desde el punto de vista físico. Espero poder recuperarme para mañana", declaró Fognini nada más terminar el partido. 

De interés: Juan Sebastian Cabal y Roberth Farah quedaron fuera del ATP de Montecarlo

El tenista de San Remo jugaba las semifinales en Montecarlo por segunda vez en su carrera, después de 2013, cuando quedó apeado en esa etapa por Djokovic sin poder acceder a la final. 

Fognini ha derrotado tres veces a Nadal sobre tierra batida, ya que le había superado anteriormente dos veces en 2015, en Rio de Janeiro y Barcelona. 

Esta derrota en semifinales, y especialmente la forma en la que se produjo, arroja muchas dudas sobre las opciones de Nadal de cara al asalto de un duodécimo título en Roland Garros.