Al parecer, defender el título mundial es una tarea casi imposible
Al parecer, defender el título mundial es una tarea casi imposible
AFP
27 Jun 2018 09:34 PM

Ni la poderosa Alemania pudo evitar el maleficio del campeón vigente

En los últimos cinco mundiales, cuatro campeones han sido eliminados en primera ronda.
David Aponte
David
Aponte Caballero
@apontecaballero

Este miércoles la selección alemana vivió uno de los momentos más oscuros de su historia futbolística. La favorita de todos quedó eliminada tras caer 2-0 ante su similar de Corea del Sur, en un resultado que no estaba en las cuentas de nadie. 

Así pues, Alemania se sumó a una lista reciente de campeones mundiales que prematuramente se han visto privados de defender su título. 

Francia, Italia y España han cargado recientemente con el peso de ser los campeones del mundo, y sus mundiales posteriores a la consagración fueron menos que decepcionantes. 

Sin embargo, cabe anotar que este "peso" de ostentar el título mundial no es reciente. Basta con mirar al pasado para ver cómo selecciones legendarias han perdido la oportunidad de revalidar el cetro orbital. Es por esto que en LA FM  hemos decidido hacer un resumen de los campeones que pasaron de ser  favoritos a convertirse en decepción:

Uruguay en 1934: si bien la 'celeste' no asistió a la segunda cita orbital, vale la pena destacar este episodio de la historia en donde el campeón no quiso defender su título. 

Tras el rotundo éxito que tuvo la primera Copa del Mundo celebrada en el país charrúa, el Mundial se fue a Europa para disputarse en Italia. Uruguay, campeón en 1930, no quiso participar puesto que la 'Azzurra' se negó a ir a su Mundial. A la postre, los anfitriones se quedarían con el título.

Italia en 1950: el marco era inmejorable, la Copa Mundial regresaba después de la Segunda Guerra Mundial e Italia llegaba clasificado automáticamente en su condición de bicampeón.  

Sin embargo, la actuación italiana estuvo marcada por la tragedia de Superga, cuando la plantilla del Torino murió en un accidente aéreo con diez de los once titulares de la escuadra azul. 

El partido debut fue ante Suecia, un seleccionado que sorprendió a todos con una victoria 3 a 2, que prácticamente definió el grupo. En el siguiente partido, Suecia empató con Paraguay por 2 a 2, eliminando a italianos. En el último partido de la zona, Italia derrotó a los guaraníes 2 - 0 para despedirse de la Copa que luego ganaría Uruguay.

Brasil en 1966: la 'Canarinha', con Pelé a bordo, llegaba con dos mundiales encima y un respeto ganado a nivel mundial. Sin embargo, Brasil sufrió una sorpresiva eliminación, al quedar en el tercer lugar de su grupo tras Portugal y Hungría.

A pesar de derrotar 2-0 a Bulgaria en su debut, Brasil cayó en su nivel y perdió sus últimos dos juegos. Después de recibir un terrible castigo ante los búlgaros, las directivas brasileras decidieron que Pelé no jugara el partido ante Hungría; el 'Scratch' cayó 3-1, perdiendo posibilidades de avanzar.

El juego final fue ante la Portugal de Eusebio, un partido fatal para Brasil en el que cayó 3-1 y en el que Pelé se fue entre lágrimas después de que Morais, un defensa portugués, lo dejara fuera con una violenta falta.

Francia en 2002: pasaron más de 30 años para que el campeón vigente fuera eliminado prematuramente. En esta oportunidad fue el equipo galo el que dio comienzo a una especie de maleficio en el que el rey del fútbol se vería complicado para defender su título con el actual formato mundialista de 32 equipos.

Francia llegó al Mundial de Corea y Japón como máximo favorito; era el campeón vigente y el rey de su continente tras conquistar la Eurocopa en el 2000. Sin embargo, Les Bleus sufrieron la baja de su máxima estrella Zinedine Zidane y no estuvieron a la altura de las expectativas.

En el debut cayeron 1-0 ante una sorprendente Senegal. En el segundo partido empataron sin goles ante Uruguay y se despidieron tristemente con una derrota 2-0 frente a Dinamarca. Un lamentable adiós para un campeón que se fue sin marcar un solo tanto.

Italia en 2010: nuevamente la 'Azzurra' hace parte de este listado tras una pobre participación en el Mundial de Sudáfrica. Los europeos, que superaron en la final de 2006 a Francia, no pudieron revalidar su cuarto título mundial y se fueron prematuramente tras dos empates y una derrota. 

Todo arrancó mal tras empatar sufriendo 1-1 con la Paraguay de Gerardo Martino. Posteriormente volvieron a igualar 1-1, esta vez frente a Nueva Zelanda. En el partido final los italianos se jugaban todo ante Eslovaquia, pero terminaron perdiendo 3-2 para irse sin una sola victoria. 

España en 2014: 'La Roja' sufrió uno de los debuts más catastróficos en la historia de los campeones del mundo. En su primer partido en el Mundial de Brasil cayó estrepitosamente 5-1 ante Holanda, que tomó revancha de la final de Sudáfrica en la que cayó por la mínima diferencia.

España sería eliminada de forma anticipada luego de perder 2-0 frente a la Chile de Jorge Sampaoli, pero se pudo llevar una victoria por el honor tras vencer 3-0 a Australia.

Alemania en 2018: no es una exageración decir que la Mannschaft era la favorita de todos. El conjunto teutón llegó con un valioso título en la Copa Confederaciones y el recuerdo aún fresco del histórico 7-1 en las semifinales del Mundial pasado ante Brasil. A pesar de ello, la selección de Joachim Löw sucumbió ante el peso de ser el campeón. 

En su partido inicial, Alemania cayó 1-0 con la México de Juan Carlos Osorio, un presagio de lo que sería su penoso Mundial. Posteriormente, salvó los papeles en el último minuto derrotando 2-1 a Suecia, pero caería inexplicablemente ante una eliminada Corea del Sur

Una gesta casi imposible

Vale la pena destacar que en casi 100 años de historia mundialista solo dos selecciones han podido defender su título.

Este fue el caso de Italia en 1934 y 1938. 'La Nazionale' fue dirigida por el histórico Vittorio Pozzo, único entrenador en ganar dos campeonatos del mundo.

A la leyenda italiana se suma la Brasil de Pelé. La histórica 'Verdeamarelha' se consagró en Suecia 1958 y en el Mundial de Chile 1962. Fue necesario tener a figuras como Didí, Garrincha y Zagallo para lograr una hazaña que nadie ha podido repetir.

Es importante destacar que desde que se implementó el formato de 32 selecciones, en Francia 1998, cuatro de las cinco selecciones campeonas se han visto apeadas del certamen mundial en primera ronda, lo que refleja el altísimo nivel de exigencia que representa el Mundial para cualquiera que pretenda quedarse con el trofeo que todos ansían.