Nairo reconoció las debilidades que no lo dejaron ganar el Giro

Foto: AFP

El colombiano Nairo Quintana, segundo en el podio final del Giro de Italia, lamentó los 70 kilómetros de contrarreloj de la edición del centenario de la ronda. “Son demasiados para mí”, afirmó.

“Sabíamos que teníamos que llegar con más tiempo en la crono. Si llegábamos con este tiempo sabíamos que podía pasar lo que pasó”, declaró en la meta de Milán Quintana, que afrontó este domingo la crono con 53 segundos de ventaja sobre Tom Dumoulin, pero perdió 1:24 con respecto al holandés, a la postre ganador de la carrera.

“A pesar de que me defendí bien, 70 km de contrarreloj son demasiados para mí con especialistas como Tom“, añadió Quintana, refiriéndose a la distancia cronometrada del Giro, 39,8 km en la 10ª etapa en Montefalco y los 29,3 de la crono final en Milán, en las que el líder del Movistar perdió un total de 4:17 con el rodador holandés.

Pese a haber perdido la ‘maglia’ rosa en el último día, Quintana se mostró satisfecho de su actuación: “Estar en el podio no es para decepcionarse”.

Quintana admitió que no pudo imponer sus dotes de escalador en las etapas de montaña, en las que apenas pudo sacar diferencias a Dumoulin: “Ha habido algunos días de montaña en los que hubiésemos podido hacer más, pero las fuerzas eran las que eran”.

“No sabemos si se podría haber hecho mejor o peor, pero estamos en el podio y es lo importante”, insistió.

Quintana aseguró que ya piensa en el próximo Tour de Francia, carrera en la que ha acabado tres veces en el podio y que pretende ganar por primera vez para el ciclismo colombiano. “Voy a ir al Tour a tratar de ganarlo, es mi obligación”, avisó.

“Mi forma va in crescendo. Lástima que tuve un poco de fiebre en las etapas de montaña cuando debía atacar”, precisó.

Con información de AFP