JardimMonaco1OFICIAL1.jpg
vía @AS_Monaco_ES
26 Abr 2017 12:22 PM

Mónaco, goleado con equipo B, explicó las razones para 'sacrificar' la Copa de Francia

Una dolorosa goleada ante el PSG evidenció que el equipo del Principado se enfocará en la Ligue 1 y la UEFA Champions League.
La
Fm

El París Saint-Germain jugará contra el Angers en la final de la Copa de Francia tras su victoria 5-0 en el Parque de los Príncipes ante el Mónaco, que presentó una alineación sin ninguno de sus habituales titulares.

Marcaron para los parisinos el alemán Julian Draxler (26), el uruguayo Edinson Cavani (31), Safwan Mbaé (en propia puerta, 50), Blaise Matuidi (52) y el brasileño Marquinhos (90).

El 27 de mayo contra el Angers en el Estadio de Francia el PSG tendrá la posibilidad de ganar su tercera Copa de Francia consecutiva, la 11º de su historia, un nuevo récord nacional, que además sería su tercer triplete consecutivo (Liga, Copa y Copa de la Liga).

Pero la contundente victoria del PSG hay que matizarla. El Mónaco, líder del campeonato francés y que la próxima semana inicia las semifinales de la Liga de Campeones ante la Juventus, compareció en el recinto parisino sin ninguno de los jugadores que lo han convertido en el equipo de moda en el continente europeo.

- 'Decisión de todo el club' -

"No tenemos elección, tenemos dos partidos con únicamente dos días de recuperación, tengo que rotar el equipo para guardar a los jugadores más utilizados para el sábado (Toulouse en Liga francesa). Si no rotamos llegaremos a mayo muertos", justificó antes del partido el técnico Leonardo Jardim.

"Fue una decisión de todo el club; dirigentes, entrenadores y equipo médico. Hoy nuestros jóvenes tuvieron una oportunidad, fue un mensaje para los equipos de formación", añadió después.

Lejos de las pujantes estrellas de su plantel, en el 11 del Mónaco había un gran número de jugadores del filial; como Diallo, N'Doram, Cardona, Andzouana, Beaulieu, Mbae o Muyumba. En la portería, el italiano de 40 años Morgan De Sanctis. De los habituales tan solo jugaron su compatriota Andrea Raggi y Valere Germain.

En el campo contrario Unai Emery alineó a su once tipo, que hizo el trabajo sin forzar la máquina, también pensando en el desplazamiento del domingo a Niza, para continuar la persecución al Mónaco por la cabeza del campeonato.

"Para nosotros esta Copa es importante. Hicimos un partido completo, seguimos nuestro camino. Respeto las opiniones y el trabajo de todos los entrenadores", dijo el español sobre el técnico del Mónaco.

Así las cosas, el Mónaco decidió 'sacrificar' la Copa para pensar en sus dos ambiciosos objetivos; el título nacional y la machada europea, con el primer paso ante la Juventus. Entonces sí jugarán los hombres que están a punto de entrar en la historia.

Con información de AFP.