Tiger Woods con la chaqueta verde de campeón del Masters de Augusta
Tiger Woods con la chaqueta verde de campeón del Masters de Augusta.
Captura tomada de transmisión oficial
14 Abr 2019 03:13 PM

Tres claves para que Tiger Woods haya ganado el Masters de Augusta 2019

El histórico golfista norteamericano firmó su regreso glorioso con la quinta chaqueta verde de su carrera deportiva.
Edward
Edward
Castro
@EdwardCastroV

El domingo 14 de abril quedará para la historia por ser el día en el que el icónico golfista estadounidense Tiger Woods consiguió su quinta chaqueta verde tras coronarse como campeón del Masters de Augusta 2019 con un score de -13 en el acumulado del torneo y con muestras de un golf sólido y práctico, como en los viejos tiempos. 

A sus 43 años, Tiger Woods selló un esperado regreso en su laureada carrera deportiva luego de una fuerte lesión muscular en su espalda, que se sumó a los problemas personales y familiares que llevaron a alejarse de los campos ante la expectativa de saber si era posible volverlo a ver en la cúspide o si su vida en el golf había terminado. 

Vea también: En imágenes, el título de Tiger Woods en el Masters de Augusta

La primera clave para que Tiger Woods alcanzara el Masters de Augusta estuvo en su mente, elemento clave para cualquier deportista. Con algo más de un año retirado del golf, volvió entre dudas en diciembre de 2016 y empezó a participar en torneos menores del circuito de PGA Tour. 

Se operó la espalda y volvió con fuerza en el año 2018, logrando colocaciones importantes en torneos como The Players, el Abierto Británico y el Campeonato BMW hasta que pudo coronarse en el Tour Championship y dar un golpe sobre la mesa. Allí mandó un mensaje, diciendo que aún estaba vigente, a pesar de la incredulidad de varios fanáticos y analistas deportivos. 

Empezando 2019, en el Abierto de México fue contundente: la última gran obsesión era conseguir la quinta chaqueta verde de su carrera deportiva. Llegó al Masters de Augusta con el objetivo en su mente sin estar entre los grandes favoritos; se le vio sereno y concentrado a lo largo de los cuatro días, sorteando errores de campo, con boggey incluido en el  hoyo18. Así y todo se alzó con el título.

Lea también: Tiger Woods vivió tremendo susto en el Masters de Augusta

En lo que corresponde al aspecto técnico del juego estuvieron las otras dos claves de su quinto Masters de Augusta: Fue agresivo en momentos claves cuando remaba de atrás en la clasificación, embocó varios birdies con segundo o tercer golpe de amplia técnica y precisión; además de volver a ligar buenos putts que en otros momentos de su regreso lo marginaron de las victorias. 

Finalmente, aparte de lo que significó su regreso, la preparación física y mental de Tiger Woods para el Masters fue excepcional: acudió a algunos torneos de fogueo, donde además volvió a revivir su imagen; incluso en The Players manejó un bajo perfil y llegó voraz al Masters. 

En Augusta estuvo firme, no tuvo ninguna molestia física a pesar de las cuatro jornadas maratónicas donde asumió el protagonismo y, sin estar entre el 'top' de favoritos, el sábado dio el golpe para ponerse segundo y tomar con categoría el liderato el domingo.