Liverpool
Liverpool superó en la final a Chelsea.
AFP
5 Nov 2019 08:51 PM

Liverpool, en el primer lugar del grupo E en Champions

Los colombianos Carlos Cuesta y Jhon Lucumí fueron titulares en el conjunto belga.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

El Liverpool realizó lo justo para derrotar por 2-1 al Genk belga, este martes en Anfield, y se coloca líder del grupo E de la Champions tras el empate del Nápoles ante el Salzburgo en el otro encuentro de la llave.

El holandés Georginio Wijnaldum (14) y Alex Oxlade-Chamberlain (53) anotaron por los Reds y el tanzano Mbwana Samatta marcó el tanto del Genk (49).

Lea también: Vibrante remontada de Borussia Dortmund sobre Inter de Milán en Alemania

El actual campeón de Europa suma 9 puntos y es líder de la llave, seguido por el Nápoles con 8 y Salzburgo con 4, mientras que el Genk cierra con uno.

Como es habitual en el equipo entrenado por Jürgen Klopp, el Liverpool imprimió de inicio un ritmo muy alto al partido y el campeón de Europa se vio pronto recompensado con el gol de Wijnaldum, que aprovechó la indecisión de la defensa belga al intentar rechazar un centro desde la izquierda de James Milner (14).

Tras el gol, los Reds siguieron presionando, pero sin provocar grandes ocasiones para ampliar diferencias ante un Genk que supo mantener el tipo y que aprovechó una de sus escasas incursiones en el terreno rival para empatar poco antes de la pausa, con un cabezazo del tanzano Mbwana Samatta tras un saque de esquina (40).

El descanso sirvió para que los locales se rehicieran y nada más reanudarse el juego volvieron a ponerse por delante en el marcador, con un disparo cruzado a la media vuelta de Oxlade-Chamberlain (53).

Le puede interesar: Wilmar Barrios fue titular, pero Zenit perdió como local con Leipzig

Los belgas no se rindieron y trataron de igualar de nuevo el partido, sobre todo con un cabezazo de su capitán Sébastien Dewaest que detuvo sin demasiados problemas el brasileño Alisson Becker (61).

Cerca estuvieron de empatar los belgas otra vez a nueve minutos para el final, cuando Casper De Norre encontró a Bryan Heynen con un gran pase y el centrocampista se sacó un remate de volea que rechazó Alisson para dejar los tres puntos en Anfield.