Real Madrid
El conjunto 'merengue' cayó goleado en casa.
AFP
27 Feb 2019 05:00 PM

Real Madrid, humillado en casa, vio cómo el Barcelona llegó a la final de la Copa del Rey

Luis Suárez fue determinante con un doblete.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

En el Bernabéu, Barcelona aplastó con su eficacia a un atrevido Real Madrid, que terminó perdiendo 3-0 en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa del Rey.
 
El resultado global terminó siendo de 4-1 tras el 1-1 en la ida. Los tantos de Luis Suárez (49’ y 72’) y Varane en propia puerta (68’), le dieron la victoria a la visita en un partido que tuvo el dominio de los de la capital española por varios pasajes.

Vea también: Cero y van dos, ¿por que los colombianos no se adaptan al estilo del Barcelona?

Para hablar de los primeros 45 minutos, se debe reseñar el buen funcionamiento que mostró el cuadro local, sobre todo cuando Vinicius tomó el balón. Hubo peligro en la defensa visitante ante los avances punzantes del jugador brasileño.
 
Por los lados de Messi, pocas noticias del argentino, espeso en el manejo de balón, al igual que el Barcelona. Aunque tuvo algunas llegadas profundas, fueron contados los momentos en los cuales la defensa blanca se vio en peligro.
 
Todo lo contrario con Ter Stegen, quien intervino en un par de ocasiones para evitar la apertura del marcador. También vale la pena destacar el desempeño de Reguilón, que al igual que Vinicius, encontró espacios para poner en aprietos al club blaugrana.

Le puede interesar: Messi no asusta a nadie: Vinicius Junior

En cuanto a la complementaria, Real Madrid mantuvo la tónica, pero Barcelona dio un golpe inesperado al minuto 49. Dembelé cayó por la izquierda, centró al área para que iniciara el recital de Luis Suárez. El uruguayo disparó con zurda y venció a Navas por el palo que custodiaba el costarricense.
 
La escuadra blanca intentó reaccionar con varias aproximaciones que fueron conjuradas por Ter Stegen y la mala puntería de los atacantes. Esto lo aprovechó Barcelona que con espacios, explotó en el contragolpe para ampliar la ventaja. Primero al minuto 68’ con un centro de Dembelé al área chica, que terminó empujando Varane y luego, a través de un penal al 72’ejecutado por el propio Suárez.
 
La eficacia de los ‘Culé’ en el segundo tiempo, fue un golpe a las intenciones del cuadro local, que desertó y no volvió a pisar los predios defensivos del Barcelona, primer clasificado a la final de la Copa del Rey.