Lewis Hamilton durante el Gran Premio de China de la Fórmula 1 2019
Lewis Hamilton durante un Gran Premio de Fórmula 1.
AFP
9 Mayo 2019 04:56 PM

La Fórmula 1 se volverá a correr en Río

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, anunció la construcción del autódromo Ayrton Senna.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

El presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, anunció que Río de Janeiro será la nueva sede de la Fórmula Uno en el país, para lo que confirmó la construcción de un nuevo autódromo en la "cidade maravilhosa".

La nueva pista será construida sobre el Bosque de Camboatá, un área cedida por el Ejército y ubicada en la zona norte de Río, cerca de donde fue construida una de las sedes para los Juegos Olímicos de 2016.

Vea también: Tatiana Calderón espera volver a montarse en un carro de Fórmula 1

"Es un área rica, que puede traer millones de dólares por año para el turismo y que hoy está parada por falta de una visión más progresista", aseguró Bolsonaro a periodistas tras ser cuestionado por la construcción del autódromo sobre un bosque.

Según el mandatario brasileño, el levantamiento de la nueva pista generará unos 7.000 empleos, entre directos e indirectos, y allí se disputará el Gran Premio de Brasil de la próxima edición del campeonato de Fórmula Uno.

El nuevo autódromo, que de acuerdo con Bolsonaro será construido "sin ningún dinero público", estará listo en siete meses. El proyecto fue confirmado por Bolsonaro en Río, tras participar de un evento conmemorativo de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

Para el futuro "Autódromo de Deodoro", el mandatario, junto con el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y el alcalde Marcelo Crivella, firmaron un término de compromiso donde se especifica que será sede del Gran Premio de Brasil en 2020 y que se espera que se celebre también una prueba del Gran Premio de MotoGP.

Le puede interesar: Fernando Alonso apunta a la Triple Corona del automovilismo

El proyecto para levantar un nuevo autódromo en Río de Janeiro comenzó a gestarse tras la demolición, en 2012, del Autódromo de Jacarepaguá, para dar lugar al Parque Olímpico de los Juegos de 2016.

La licitación para el levantamiento de la nueva pista, proyecto que asciende a 697,4 millones de reales (unos 178.8 millones de dólares), fue publicada en diciembre de 2018 por la alcaldía de Río y prevé la concesión del espacio por 35 años.

La última prueba de Fórmula Uno realizada en Río fue en 1989. La ciudad había sido sede de 10 grandes premios, que desde 1990 pasaron a disputarse en el autódromo de Interlagos, en Sao Paulo.