AndresDAlessandro.jpg
Andrés D'Alessandro cruzando insultos con Maicon / Foto del video
12 Mar 2018 07:04 AM

Andrés D'Alessandro, a punto de irse a los puños con el rival sin que el partido comenzara

El jugador de Inter de Brasil se dijo de todo con Maicon, futbolista al servicio de Gremio, en el sorteo previo al inicio de la competencia.

Andrés D'Alessandro, jugador del Internacional de Brasil, se dijo de todo con Maicon, capitán de Gremio, previo al clásico de los dos equipos de Porto Alegre. Sin saber exactamente qué sucedió, los árbitros tuvieron que mediar.

El centrocampista argentino jugó este domingo su partido número 400 con el Internacional brasileño, que cayó por 1-2 ante su máximo rival, el Gremio, en un encuentro correspondiente a la sexta jornada del Campeonato Gaúcho. El creativo es considerado toda una institución en el equipo colorado, donde jugó en una primera etapa durante ocho años (2008-2016) para volver el año pasado y ser uno de los artífices del retorno a la máxima categoría de la Liga brasileña.

En estos casi diez años, D'Alessandro, de 36 años de edad, conquistó con el conjunto de Porto Alegre una Copa Sudamericana (2008), una Copa Libertadores (2010), una Recopa Sudamericana (2011) y seis torneos regionales. Directivos y aficionados homenajearon al argentino en el estadio Beira-Rio por su compromiso con el club, que este año jugará en el Campeonato Brasileño tras una temporada en la Segunda División.

Poco antes de que la pelota empezara a rodar, D'Alessandro recibió una placa conmemorativa de parte del presidente del club, Marcelo Feijó de Medeiros, y una camiseta con el dorsal '400'. Temperamental como pocos, el centrocampista comenzó la partida a mil revoluciones y hasta llegó a encararse con un jugador rival durante el tradicional sorteo de campos.

D'Alessandro jugó los 90 minutos del encuentro que terminó ganando el Gremio, vigente campeón de la Copa Libertadores, gracias al doblete de Luan. Rodrigo Dourado anotó para los colorados.

Natural de Buenos Aires, 'el Cabezón' se formó en las categorías inferiores del River Plate y pronto dio el salto a la primera plantilla para proclamarse campeón de tres torneos Clausura (2000, 2002 y 2003).

Sus destacadas actuaciones en las filas del conjunto porteño le valieron para fichar por el Wolfsburgo alemán, que pagó en 2003 unos nueve millones de euros, entonces el mayor desembolso de su historia. Tras cerca de tres años, D'Alessandro abandonó la disciplina germana por desavenencias con su técnico y se marchó cedido primero al Portsmouth inglés y después al Real Zaragoza español, donde se encontró con sus compatriotas Diego y Gabriel Milito y Pablo Aimar.

El equipo maño significó a la postre el fin de su periplo europeo, pues en 2008 volvió a Argentina para firmar un contrato con el San Lorenzo de Almagro. A mitad de ese año fichó por el Internacional dando así inicio a su etapa más exitoso como futbolista profesional.

En 2016 se fue prestado al River Plate, ganó la Recopa Sudamericana y la Copa Argentina y poco después volvió de nuevo al Internacional.