Indígenas de Amazonía y el coronavirus
Indígenas de Amazonía y el coronavirus.
AFP
18 Sep 2020 12:26 PM

Una ceremonia habría desatado un contagio masivo de Covid entre indígenas

Más de 50 personas han dado positivas en las pruebas que las autoridades ancestrales han permitido realizar.
Valeria
Guerrero Osorio
@valguerreroso

El contagio masivo de COVID-19 en un resguardo en Risaralda se habría dado después de la realización de un homenaje de despedida a la Guardia Indígena, por el tiempo que estuvo custodiando las vías de acceso a los territorios ancestrales.

Después de cinco meses de haber estado cerradas las 12 comunidades indígenas del departamento, en el territorio que colinda entre los municipios de Mistrató y Pueblo Rico, se organizó una reunión en honor a los 2.000 hombres que garantizaron la seguridad y cumplimiento de las medidas restrictivas durante el aislamiento obligatorio.

Lea también: PAE suministró, sin saber, carne de caballo y burro a niños de Santander durante un año

Según narró William Nayaza, Consejero Mayor Indígena del departamento, para ese entonces tan solo se había diagnosticado un caso de COVID-19 en uno de los territorios ancestrales y después del evento, la mayoría presentó altas fiebres disparando así la cifra de contagios del virus.

“Hubo una temporada en la que la mayoría del resguardo tuvo esa fiebre, como entraron gente de Santa Cecilia y Pueblo Rico, algunos familiares, entonces creo que ahí entró (el coronavirus). Abrimos el control y le hicieron una despedida a la Guardia porque permanecieron cinco meses en las vías y como ahí llegaron la mayoría de las veredas, ahí se le pegó a todo el mundo”, narró.

El total histórico que se ha registrado hasta el momento entre Pueblo Rico y Mistrató ya asciende a 130 casos de coronavirus, 52 de los cuales fueron diagnosticados en el segundo municipio donde actualmente hay 38 casos activos. 

Le además: Caso Javier Ordóñez: temen por la seguridad y vida de testigos

De acuerdo con el Consejero Mayor Indígena de Risaralda, “hasta el momento, como han estado haciendo aislamiento y tomando bebidas ancestrales de plantas medicinales, la zona se encuentra bien, en una calma total”.

A raíz de lo acontecido, se adoptó una nueva medida en los resguardos Embera Chamí de Mistrató y Embera Katío de Pueblo Rico, que albergan más de la mitad de los 30.000 indígenas que hay en el departamento, la cual implica la prohibición de visitas, a pesar de que los resguardos ya han sido nuevamente abiertos y ya no cuentan con la vigilancia constante de la Guardia.