Soldado Activo
Archivo RCN Radio
24 Oct 2020 01:15 PM

Polémica por repudiables cánticos contra la mujer en Batallón Ayacucho de Manizales

El Ejército dijo que se inició la verificación para identificar a los uniformados que habrían incurrido en esta mala práctica.
Paula Carolina
Rodríguez Tapasco
@PaluRodriguez

La columna de opinión titulada “No es broma, es violencia”, de la periodista Adriana Villegas en el periódico local La Patria, abrió la discusión en la capital caldense sobre la forma de entrenamiento de los soldados del Batallón Ayacucho de Manizales, en los que sus cánticos contenían frases violentas contra la mujer. 

Según el escrito, la periodista desde la ventana de su vivienda escuchó cuando los uniformados que daban vueltas a una cancha, gritaban lo siguiente:

“Un minuto antes de morir / Escuché la voz de mi novia / Que con voz de perra me decía /Si te mueres se lo doy al policía. Porque yo soy, ja, soy, ja, el vampiro negro / Yo nunca tuve madre, ni nunca la tendré / Si alguna vez yo tuve con mis manos la ahorqué. / Yo nunca tuve novia, ni nunca la tendré, / Si alguna vez yo tuve, los ojos le saqué.

Cuando se muera mi suegra / que la entierren boca abajo / por si se quiere salir / que se vaya más abajo. / Con los huesos de mi suegra / voy a hacer una escalera / pa´ bajar a su tumba / y patear su calavera. / Con los pelos de mi suegra / voy a hacer un estropajo / pa´tallarle a su hija el ombligo y más abajo”.

Esta columna de opinión generó de inmediato la reacción entre los ciudadanos y movimientos feministas de la ciudad y del departamento, quienes exigieron al comandante de la institución y a todas las organizaciones de derechos humanos, que se pronunciaran sobre lo ocurrido, pues en este tiempo se incrementan los casos de violencia contra ellas, por actos como este.

Así lo dio a conocer el bloque feminista de Manizales, que rechazó esta forma de violencia simbólica contra las mujeres, pues según el colectivo, esto reproduce discursos de odio, misoginia y machismo en la sociedad. 

“Cómo es bien sabido en los últimos meses se han visibilizado con más fuerza los casos de abuso y violencia llevados a cabo por las fuerzas represivas del Estado, como lo son la Policía y el Ejército. Por otro lado las organizaciones de mujeres y feministas hemos venido llamando la atención sobre la crisis humanitaria que enfrentamos por las violencias machistas que se agravan con el paso del tiempo, sin embargo parece que todo este contexto no tiene impacto alguno sobre las instituciones antes mencionadas, ya que siguen reproduciendo patrones violentos en vista de las inexistentes de la inexistente justicia que abunda en el país”

De la misma forma, el presidente de la Asamblea de Caldas Juan Sebastián Gómez quien también es vecino del lugar, solicitó en los próximos días, la presencia del comandante del batallón, teniente coronel Eduar Mauricio Delgado Hernández, para dar una explicación sobre lo ocurrido.

“Esas son las consignas que cantan los fines de semana en el batallón. Hace algunos años denunciamos el maltrato a los animales en la institución, una vaca a la que patearon hasta tumbarla, un perro al que pusieron en el tiro al blanco y ahora esto; entonces yo creo que en un Estado moderno estas cosas no deben ocurrir, porque esto no contribuye a la formación de absolutamente nadie”, dijo el diputado caldense.

Luego de esta solicitud y del llamado del bloque feminista en la ciudad, el Batallón de Infantería N.° 22 Batalla de Ayacucho de Manizales en cabeza del teniente coronel Eduard Mauricio Hernández Delgado, se pronunció en un comunicado en el que expresan que, se inició la verificación correspondiente para identificar a los uniformados que habrían incurrido en esta mala práctica y fortalecer la capacitación en derechos humanos a este personal.

Así mismo, indicaron que “los términos usados en los cantos o animaciones referenciados, no corresponden a ninguna instrucción o doctrina militar impartida dentro de la Institución. Por el contrario, son hechos que enlodan la imagen institucional y van en contravía de las políticas de defensa y promoción de los Derechos Humanos, así como del respeto hacia la mujer dentro del Ejército Nacional”. 

Y finalmente, reiteraron que “la instrucción respecto a las animaciones y cantos utilizados por el personal de oficiales y suboficiales, responsables del entrenamiento físico, es que deben estar basados en el Reglamento EJC 3-185 (Reglamento de Cantos y Toques de Corneta), exaltando las más nobles tradiciones enmarcadas en la cultura militar del Ejército Nacional”.

Fuente
Sistema Integrado de Información