Gramalote.jpg
Colprensa
13 Mar 2017 02:56 AM

Nuevo Gramalote aún no cuenta con obras complementarias como la estación de Policía

Las primeras 54 familias ya están instaladas en el nuevo Gramalote, Norte de Santander, pero al municipio aún le falta alumbrado público, Banco Agrario, complejos deportivos; lo más preocupante, es que no hay colegios , hospitales y estación de Policía.

Las autoridades locales indicaron que hay un colegio ubicado a nueve kilómetros del casco urbano del municipio, y ya se encuentra en sobre cupo.

El alcalde municipal, Tarcisio Celis, indicó que si se llegase a presentar alguna emergencia en estas 54 familias, no hay personal médico, ni ninguna edificación para atenderlas, al igual que el equipo de Policía , ya que no hay ni siquiera un CAI para mantener la seguridad en los barrios.

"Ya hablamos con el gobernador del departamento, William Villamizar, a ver si se hace un CAI móvil, mientras se construye la estación de Policía, al igual que la atención médica; al parecer pondrán varios vehículos para atender emergencias. Yo como alcalde no me opongo al traslado, por que uno no puede oponerse a lo que la gente quiere, pero sí exijo apoyo del Gobierno Nacional y departamental", destacó el alcalde municipal.

En este momento ya hay construidas 300 casas, de las cuales se entregaron 66 el sábado 11 de marzo.

El mandatario de la ciudad, Tarcisio Celis, indicó que después de seis años y tres meses de la tragedia, el municipio vuelve a renacer con planta de agua potable, alcantarillado, planta de aguas residuales, casa de mercado y un parque frente la Alcaldía.

Hasta el momento hay un 5% de entrega a los afectados, en cinco barrios, de los 16 que hay en Gramalote. Según las autoridades, se espera que en junio del 2017 ya estén viviendo 500 familias y que al finalizar el año, la totalidad de los damnificados del 2010 ya estén viviendo en su municipio.