María-Andrea-Cabrera-Martínez.jpg
María Andrea Cabrera Martínez, hija del general Fabricio Cabrera que falleció / Foto de su cuenta en Instagram
9 Feb 2018 04:05 AM

María Andrea Cabrera murió por una mezcla de éxtasis con alcohol

El director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, así lo informó.

El director de Medicina Legal informó que María Andrea Cabrera, la joven en Bogotá que murió tras salir de rumba, murió por una mezcla de metanfetamina éxtasis con alcohol.

"La causa de la muerte fue por consumo de metanfetaminas por vía oral. De igual manera se encontraron rastros de alcohol en una cantidad moderada, pero la causa de muerte es por intoxicación hexógena", aseguró el director de Medicina Legal.

El director del Instituto de Medicina Legal añadió que los efectos de las metanfetaminas "producen una estimulación a la frecuencia cardíaca, que al ser mezclado con alcohol ocasiona una arritmia cardíaca que puede desencadenar la muerte", señaló.

Además de la intoxicación, Medicina Legal descartó que María Andrea Cabrera hubiese sido víctima de algún tipo de violencia física o sexual e insistió en la ingesta de metanfetaminas con licor. De igual manera, el Instituto remitió los resultados de los exámenes de laboratorio a la Fiscalía, entidad que investiga las circunscripciones de la muerte en el caso de Andrea Cabrera.

María Andrea Cabrera Martínez, hija del general retirado del Ejército Fabricio Cabrera, murió luego de salir de rumba en el norte de la ciudad de Bogotá. Según la información recopilada, el sábado 3 de febrero, la joven se encontraba departiendo en una discoteca ubicada en Chapinero, en compañía de tres mujeres más y cuatro hombres, todos conocidos entre ellos.

Aproximadamente a las 3:30 de la mañana, el grupo de amigos se trasladó a un apartamento ubicado en la localidad de Usaquén, lugar de residencia de una de las jóvenes que estaba con ellos. De acuerdo con la Policía, en ese inmueble se quedó María Andrea Cabrera Martínez, quien horas después manifestó a sus acompañantes que sentía mal de salud, razón por la cual llamó a otro amigo, quien la recogió en el apartamento y la llevó a urgencias en la Fundación Santa Fe, donde llegó sin signos vitales.

A esta misma clínica fueron trasladadas otras dos mujeres que se encontraban en el mismo inmueble junto con María Andrea, presentando síntomas de intoxicación.

La Policía Metropolitana de Bogotá aseguró que estaba realizando el acompañamiento a los familiares, adelanta ndolas investigaciones pertinentes y a la espera del dictamen de Medicina Legal, que concluyó con el dictamen de éxtasis, metanfetamina y alcohol como la causa de su muerte.

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, ofreció una rueda de prensa en la cual señaló: “Hasta el momento y de acuerdo a las entrevistas que se han tenido con las personas que estuvieron en compañía de María Andrea durante las últimas horas de vida, como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá no tengo ningún elemento fundado, cierto, que me permita dilucidar, dislumbrar, que aquí hubo algo delictivo”, aseguró el oficial, quien pidió no hacer eco en redes sociales de versiones no oficiales.

Sin embargo, el general retirado del Ejército Fabricio Cabrera dijo otra cosa. “Mi hija tenía 25 años, era juiciosa y trabajadora, siempre iba con sus amigas sin problemas, pero estos sinverguenzas algo me le echaron en el trago y me la mataron”, aseguró el general retirado, sobre muerte de su hija, al periodista Norbey Quevedo, integrante del Tren de la tarde, de RCN Radio, y del periódico El Espectador.

Por su parte, el general Ricardo Gómez Nieto, comandante del Ejército, escribió a través de su cuenta en Twitter: “hago extensivas las más sentidas condolencias al señor Brigadier General (RA) Fabricio Cabrera y su familia, por el fallecimiento de su adorada hija. Elevamos oraciones al Todopoderoso para que les ayude a sobrellevar este momento tan difícil”.

“La Universidad de La Sabana expresa sus más sentidas condolencias y profunda tristeza por el fallecimiento Andrea Cabrera Martínez. Andrea era graduada y hacía parte del cuerpo administrativo de la Universidad”, expresó, de otro lado, el claustro universitario.