WhatsApp-Image-2017-04-28-at-7.49.59-AM-2-1.jpeg
Suministrada a LA FM.
12 Jun 2017 10:21 AM

Los Quiroz intimidaron al testigo clave en la investigación por el desplome de edificio Blas de Lezo

El informante reveló que dos familiares de Wilfran Quiroz, constructor de la obra, llegaron a su residencia para cuestionar su accionar. También recibió llamadas con una citación en la vivienda de la mamá del detenido.
La
Fm

El testigo clave que permitió establecer a los responsables en el desplome Portal de Blas de lezo II y destrabar así la investigación, le manifestó a la Fiscalía que fue vicitma de intimidaciones por parte varios familiares de Wilfran Quiroz, constructor, propietario y financista de la edificación derrumbada. Una situación que llevó al ente acusar a solicitar protección a esta persona, quién trabajo con los implicados durante más de siete años.

En la más reciente audiencia, el Fiscal del caso dio a conocer que el pasado 10 de junio, Juvenal Quiroz y Adrián Quiroz (hijo de Juvenal), familiares de Wilfran, llegaron hasta su residencia y entraron a la sala al mediodía y permanecieron durante quince minutos. En la conversación Juvenal le manifestó: “Estas en un gran problema. Tienes el agua bien revuelta y la Fiscalía tira para donde haya más plata”.

La declaración del testigo agrega: “Ellos (Juvenal y Adrián Quiroz) sabían que la Fiscalía me iba a dar una cosa, y me dijeron que tratara de arreglar el problema con ellos, repitiendo que: Por culpa mía, todo estaba revuelto” y añade que le cuestionaron su accionar: “¿Qué mal hemos hecho para procesarnos en eso?” le decían.

Según el documento, Juvenal también le manifestó al informante que los hermanos Quiroz lo estaban llamando para citarlo en la casa de Wilfran, identificada como Juaquina Quiroz. El testigo agrega que durante el tiempo que laboró con el detenido tuvo varios accidentes labores, nunca tuvo prestaciones sociales ni ARL y le pagaban 30 mil pesos mensuales.

El testigo, pieza clave en la investigación, reveló que también ha recibido llamada de otros familiares, quienes le reiteran la citación que tiene pendiente en la casa de la mamá de Wilfran.|