JoseMiguelVivancoColprensa.jpg
Colprensa.
12 Ene 2017 05:51 AM

Informe Mundial de HRW llama la atención sobre muerte de líderes comunitarios en Colombia

Human Rights Watch reveló en la ciudad de Washington el informe anual sobre la situación de DD.HH. en el Mundo. Colombia cuenta con un capítulo especial.
La
Fm

“El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia documentó 28 homicidios de defensores de derechos y activistas comunitarios que ejercían un rol de liderazgo entre enero y septiembre de 2016. Durante 2015, la Fiscalía General de la Nación logró la condena de siete personas por la muerte de activistas comunitarios”.

El informe destaca que el acuerdo de paz “ofrece una oportunidad histórica para terminar con las violaciones de derechos humanos. Las posibilidades de justicia dependerán en gran medida de la legislación de implementación”.

A pesar de la coyuntura de paz, HRW advierte que grupos sucesores de los exparamilitares siguen cometiendo abusos generalizados como asesinatos, desapariciones y violencia sexual, ademas de las actividades del Ejército de Liberación Nacional ELN.

Sobre el programa de restitución de tierras, el informe asegura que avanza a paso muy lento. “En septiembre de 2016, la justicia había dictado sentencias en apenas 4.100 de las más de 93 Mil demandas recibidas”.

En el campo de los derechos de las comunidades LGBT, HRW se enfoca en la gestión del exprocurador general Alejandro Ordoñez de quien dice “buscó reiteradamente cercenar los derechos de mujeres y de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT)”.

El reporte anual de HRW analiza la situación de derechos humanos en cada uno de los países en los que se presentan amenazas.

Sobre Venezuela, la ONG reitera sus denuncias sobre la persecución a los líderes opositores, la crisis humanitaria por la falta de alimentos y deficiencias en la atención de servicios básicos de salud, además de la falta de indecencia del poder judicial frente al gobierno de turno.

El informe mundial también dedica una gran parte a llamar la atención sobre la crisis de los refugiados de Siria, y la creciente retórica discriminatoria en Estados Unidos y Europa.