Operativos militares contra el Clan del Golfo
Venezuela traslado sus tropas a la frontera con Colombia.
Colprensa
29 Sep 2018 10:31 AM

Ejército mantiene combates con el Clan del Golfo en Ituango

Más de cien familias regresaron a sus casas luego de la amenaza de una toma por parte de los paramilitares.
Ana María Londoño Ortiz
Ana María
Londoño Ortiz
@anamalortiz

El ejército continúa con las operaciones sostenidas en el corregimiento La Granja de Ituango para combatir 
al Clan del Golfo que pretenden ejercer control sobre este territorio, estratégico para el transporte de cocaína. 

El comandante de la Cuarta Brigada, General Juan Carlos Ramírez manifestó que los integrantes del grupo armado están ocupando casas que fueron abandonadas para que no puedan ser rastreados por vía área, “por eso estamos en la zona con operaciones terrestres para cubrir todos los frentes y proteger a la comunidad”, dijo el oficial. 

Los recientes combates alertaron a por lo menos 150 familias de las veredas El Cedral, Bajo Inglés y La Miranda, que anunciaron un desplazamiento masivo hacia el casco urbano de Ituango. 

Pastor Emilio Valderrama García, presidente de la junta de acción Local de El Cedral dijo que ante la amenaza de una toma por parte de las paramilitares, decidieron pasar la noche en los cafetales.

El comandante de la Cuarta Brigada, General Juan Carlos Ramírez manifestó que las personas atemorizadas pidieron ayuda del ejército que desplegó sus tropas al lugar permitiendo que la comunidad regresara a sus casas. 

Con la presencia de 50 uniformados del Ejército, las familias intentan retornar la tranquilidad luego de la supuesta amenaza de que el Clan del Golfo llegaría al territorio. 

Líderes sociales de la zona manifestaron que desde la implementación de los acuerdos de paz, la violencia se ha recrudecido en el municipio en el que grupos al margen de la ley se disputan los territorios abandonados por las FARC. 

Hace algunos días, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, denunció que integrantes de estos grupos ilegales estarían reclutando menores para que engrosaran sus filas y les ofrecían salarios de un millón 800 mil pesos para que trabajaran al servicio del microtráfico y el narcotráfico.

Esta situación habría causado el desplazamiento de familias  hacia Medellín y aumentó significativamente las cifras de deserción escolar en la localidad. 

Fuente
Sistema Integrado de Información