El ataque ocurrió ayer  en zona rural de  San José de Uré
Cortesía/Brigada 11
19 Mar 2020 06:19 PM

Dos soldados fueron asesinados por el Clan del Golfo en Córdoba

El hecho violento ocurrió en zona rural del corregimiento de Puerto Colombia, municipio de San José de Uré.
Jairo
Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado

Dos soldados fueron asesinados por miembro del Clan del Golfo cuando tropas del Ejército Nacional desplegadas en el sur de Córdoba realizaban labores para verificar información sobre posibles amenazas a la población civil y líderes sociales en la región.

El hecho violento ocurrió en zona rural del corregimiento de Puerto Colombia, municipio de San José de Uré, donde hacen presencia las bandas criminales al servicio del narcotráfico que se disputan los territorios donde hay cultivos ilegales.      

Los soldados muertos fueron a identificados como Óscar Hernando Uribe Parra (35 años), oriundo de Cunday (Tolima) y Manuel Bracamonte Pabuena (33 años), natural de San Marcos (departamento de Sucre).

Lea aquí Denuncian que comunidades en zona rural de Montería no tienen agua

Fuentes del Ejército Nacional informaron que las tropas por tierra y aire continuarán el desarrollo de operaciones militares para dar con el paradero de los responsables de los dos asesinatos.

De otro lado, según el Ejército, al Clan del Golfo recientemente le han arrebatado seis menores en Antioquia y dos en Córdoba, mientras que al ELN le han quitado dos menores en Antioquia.

Entre los derechos fundamentales de los menores de edad que son vulnerados por los grupos armados organizados, se encuentran el buen trato, a la familia, a la salud y a la educación. Por lo tanto, este flagelo es contemplado como un crimen de guerra en el estatuto de la Corte Penal Internacional.

Le puede servirAlcalde de Cartagena mantiene toque de queda pese a decreto del Gobierno

Los soldados de la Séptima División ratifican su compromiso especial de proteger a los niños, niñas y adolescentes en su condición de extrema vulnerabilidad y debilidad manifiesta, adelantando operaciones militares sostenidas.

Explicaron que con estas acciones se evita que grupos al margen de ley sigan cometiendo el reclutamiento forzado de menores, cuya práctica viola los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.