27 Dic 2015 08:55 AM

Bomberos informan que en Colombia hay once incendios forestales activos

Los departamentos de Boyacá, Antioquia, Cundinamarca y Huila se ven afectados por las llamas.
El capitán Andrés Miranda, director Nacional de Bomberos, informó que a la fecha permanecen activos 11 incendios forestales en los departamentos de Boyacá, Antioquia, Cundinamarca y Huila.
 
Según el capitán Miranda, los incendios que hasta el momento revisten mayor gravedad por las dimensiones de las llamas y por la ubicación geográfica, son el del municipio de Alban, el de Guatavita, y el de Fúquene en Cundinamarca, y el de Ráquira en Boyacá.
 
“Allí trabajan en este momento 157 hombres y contamos también con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana a través de helicópteros que realizan descargas de agua y también varios hombres avanzan con tareas de control en tierra“, dijo el director de Bomberos.
 
La velocidad de los vientos y las altas temperaturas han dificultado las tareas de extinción de las llamas, llevando a que hasta el momento hayan sido consumidas 150 hectáreas de bosque nativo en estas cuatro regiones del país.
 
Las autoridades sostienen que la mayoría de los incendios tienen alta probabilidad de haber sido ocasionados por manos criminales, situación que preocupa al Gobierno Nacional.
 
“Creemos que con un 98% de probabilidades estos incendios fueron ocasionados por manos criminales, situación que sin duda preocupa al Gobierno y a los bomberos que somos los encargados de atender estos incidentes”, explicó Miranda.
 
La Dirección Nacional de Bomberos solicitó ante la Fiscalía General de la Nación y a las autoridades policiales que se inicien acciones penales inmediatas y se judicialice a quienes sean sorprendidos iniciando las conflagraciones.
 
Los bomberos piden a la comunidad que se les notifique de manera inmediata de cualquier tipo de humo en área forestal o boscosa, a través de las líneas gratuitas 123 y 119, así mismo, el director de la entidad, recordó que están prohibidas las quemas agrícolas y controladas en áreas rurales y el aislamiento de fogatas y asados que puedan ocasionar forestales.
 
Finalmente, la recomendación es a la protección de fuentes hídricas tanto para consumo humano, como también para que puedan ser utilizadas por los bomberos en tareas de extinción.
 
Fuente
Sistema Integrado Digital