Contaminación-petroleo_Foto_Ecopetrol.png
Ecopetrol
27 Sep 2017 01:34 AM

Atentado a Caño Limón Coveñas afectó tres quebradas en Norte de Santander

La Cristalina, La Tiradera y el río Catatumbo fueron las principales fuentes hídricas afectadas por este nuevo atentado que se dio en Teorama.
La
Fm

El atentado ejecutado por el ELN contra Caño Limón Coveñas ha producido una emergencia ambiental verse contaminadas tres quebradas en Teorama, Norte de Santander. Ante la situación se ha establecido un comité de gestión de riesgo que atenderá la situación.

Por su parte Ecopetrol ha lanzado un plan de contingencia para evitar que el crudo derramado siga expandiéndose y contaminando el agua potable en varios municipios de Catatumbo. William Hernández, gerente de operación de la empresa petrolera en norte de Santander, alertó a la comunidad que vive en zonas cercanas a las quebradas, para que no beban agua debido a la fuerte contaminación que existe en el fluido.

"Conocida la noticia activamos de inmediato el plan de contingencia del oleoducto y fortalecimos el punto de control permanente de derrames en la Gabarra; hacemos un llamado a toda la comunidad para que se abstenga de tomar agua estas fuentes hìdricas y para no encender fogones y fogatas en la zona de derrame o donde haya presencia de crudo", dijo William Hernández, gerente de operación de Ecopetrol.

Por su parte, el gerente de la Corporación Autónoma Regional de Norte de Santander, (CORPONOR) Gregorio Angarita, manifestó que con este atentado por parte de ElN el crudo afectó la flora y fauna de Catatumbo.

“Es preocupante, el río Catatumbo se encuentra afectado, el recorrido de 100 km aproximadamente del derrame de crudo, cuando el punto de contención se puede controlar a la altura del corregimiento de La Gabarra zona rural de Tibú", dijo Gregorio Angarita.

Uno de los ataques más fuertes de los que aun no se recupera el oleoducto fue en el corregimiento de Guamalito, en El Carmen que se dio en abril del presente año, afectando el agua potable de más de siete mil personas, dañando el Acueducto. Hasta el momento esta población continua recibiendo el liquido por medio de carrotanques.