Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, sería cobijado con la medida
Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá
Colprensa
2 Sep 2018 07:01 PM

Peñalosa sugirió que restaurantes en Bogotá dejen ingresar mascotas

El alcalde de Bogotá indicó que el 72% de los hogares bogotanos tiene perros.
Ortiz
Karen
Ortiz
Karenortiz25

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, sugirió que los restaurantes de la capital que deseen tener mascotas dentro de sus instalaciones lo hagan sin ningún reparo. 

La iniciativa por parte del mandatario de la ciudad se dio a partir de una encuesta que revela que más del 70% de los bogotanos tiene perros como mascotas. 

“Con encuesta que contratamos encontramos que el 72% de los hogares bogotanos tiene perro. Hay que cambiar la Ley 9 de 1979 para permitir a los restaurantes que deseen permitir el ingreso de mascotas, hacerlo”, afirmó Peñalosa.

Lea también: Perros en casa: del pedigree al criollo

Cabe recordar que la Ley 9 de 1979 indica que “no se deberá permitir la presencia de animales en las áreas donde se realice alguna actividad en establecimientos industriales o comerciales, relacionados con alimentos o bebidas”. 

A pesar de esta legislación, en Bogotá desde el año 2016 con la entrada en vigencia de la Ley 1774, que considera a los animales "seres sintientes y no cosas", es más frecuente encontrar hoteles, restaurantes, centros comerciales y bares amigables con las mascotas.

Y es que según estudios la tendencia de ‘pet friendly’ dentro de los establecimientos comerciales es un atractivo para que los clientes se sientan satisfechos y a gusto con los servicios que se ofrecen. 

Le puede interesar: Registran muerte de oso de anteojos en Arauca

Incluso en varias empresas de la capital se ha instaurado un día para que los trabajadores asistan  en compañía de sus mascotas. 

Asimismo, según el nuevo Código de Policía, en el espacio público, zonas comunes de propiedades horizontales o conjuntos residenciales y dentro del transporte público, los perros deben estar sujetados con collar y los gatos en maletines o con collares especiales. Si se trata de caninos considerados ‘potencialmente peligrosos’ deben portar un bozal debidamente ajustado.
 

Fuente
Sistema Integrado Digital