Uber-2.jpg
Referencia AFP
29 Ene 2018 01:45 AM

Nuevos ataques de taxistas de Bogotá a conductores de Uber

Han advertido que los están interceptando en puntos de la ciudad.
La
Fm

Los conductores de Uber están denunciando que durante el fin de semana fueron víctimas de ataques de taxistas que los interceptaron en varios puntos de Bogotá con el único objetivo de dañarles sus vehículos. Varios vidrios rotos y otras afectaciones a sus carros fueron denunciadas por parte de los conductores.

De acuerdo a la versión de los conductores de Uber, hay una especie de persecución en masa por parte de los taxistas pues aparecen en grupos de hasta 30 vehículos para atacar a quienes prestan el servicio de Uber.

Con varillas y piedras están intimidando a los conductores, de acuerdo a las víctimas de los ataques que sucedieron principalmente en la madrugada del domingo.

La Policía Metropolitana de Bogotá anunció una investigación para establecer e identificar a quienes forman parte de estas cuadrillas de taxistas que atacan a los Uber.

El coronel Alex Hernando Vega, oficial de inspección de la ciudad, dijo que la Policía rechaza cualquier manifestación de vía de hecho como retaliación ante cualquier situación de convivencia por Código de Policía o Código de Tránsito.

Desde la plataforma Uber fue rechazado el ataque a sus conductores y se exhortó a las autoridades a intervenir para evitar estos ataques.

“Hacemos un llamado a las autoridades a proteger la integridad de todas las personas que han optado por una opción de movilidad diferente”, indicó Uber en un comunicado.

Estos hechos se suman al caso de homicidio registrado el pasado viernes a un conductor de Uber por robarle su vehículo. Sebastián Salcedo, de 25 años, fue asesinado, al parecer, por robarle el vehículo cuando, después de tomar un servicio en el occidente de Bogotá, recibió heridas de gravedad.

De acuerdo a la familia, Sebastián estaba trabajando en Uber y al parecer por robarle el carro, le apuñalaron en el brazo derecho y luego lo botaron sobre la vía. Lo encontraron y lo llevaron las autoridades al Hospital de Engativá, donde finalmente murió.