CONGRESO-AFP1.jpg
AFP (Referencia).
11 Ene 2018 08:14 AM

Reunirán con urgencia a comisión que construirá fórmula para darle curules a las víctimas

El Senado también respaldará las medidas cautelares que serán interpuestas ante la CIDH.

El presidente del Congreso, Efraín Cepeda, confirmó que ya fueron impugnadas la acción de cumplimiento y la tutela que ordenaban revivir las circunscripciones especiales de paz, por considerar esos fallos como improcedentes y violatorios del debido proceso.

Cepeda anunció que convocará una reunión urgente de varios congresistas para comenzar a diseñar un nuevo acto legislativo que le entregue representación política a las víctimas de la violencia.

"Hago un llamado al Ministro del Interior y al Gobierno Nacional y decirles que voy a convocar en los próximos días la comisión accidental que se conformó para darle una salida a este tema, y buscar una fórmula para que las víctimas estén representadas en la Cámara", indicó.

Cepeda insistió en que el acto legislativo de las curules no existe porque no fue aprobado y no alcanzó las mayorías en el Senado.

"En ejercicio del derecho constitucional al debido proceso, nos hemos visto avocados a presentar las impugnaciones correspondientes en la medida en que discrepamos con sólidos fundamentos jurídicos de las decisiones de las autoridades judiciales que tratan de revivir un acto legislativo que no surgió válidamente a la vida jurídica por la no aprobación de la mayoría absoluta del Senado", añadió.

El presidente del Congreso insistió en que hay una intromisión indebida de la rama judicial en las decisiones soberanas que toma el poder legislativo.

"En lo que toca con los aspectos jurídicos de fondo, se alegó que a través de las actuaciones judiciales se busque auspiciar la intervención de los jueces en los procesos legislativos de reforma a la Constitución, desplazando al Congreso que es el órgano que tiene asignada esa competencia", manifestó.

El Senado de la República también respaldará las medidas cautelares que serán interpuestas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que se respete la decisión del Congreso de hundir las circunscripciones de paz.