Santos-Presidencia-2.jpg
@infopresidencia
11 Mayo 2017 09:23 AM

Presidente Santos inició programa de sustitución de cultivos ilícitos

En un recorrido que hizo en el municipio de La Uribe, Meta, el presidente Juan Manuel Santos lanzó oficialmente el programa de sustitución de cultivos ilícitos que busca que cerca de 100 mil familias en todo el país se vinculen y cambien esta práctica por siembras de papa, plátano y café, entre otros productos.

De acuerdo con el presidente, el Gobierno estaba en deuda con los campesinos colombianos de brindarles alternativas para que pueda tener una vida en la legalidad.

"Hoy comenzamos con un plan integral porque la paz nos lo va a permitir para que esa sustitución sea duradera, le dé a los campesinos una vida digna y una vida libre de violencia y en paz", dijo el presidente.

José Esteban Mendez, un campesino que cultiva coca hace 8 años en la zona, aseguró que el negocio de "raspar las matas" no les genera mayores recursos, sin embargo lo hace porque es la única actividad económica que tiene.

"Nosotros vemos que esto (el cultivo de la coca) nos trae solo miseria, guerra y pobreza porque con esto no hacemos nada, esperamos que el Gobierno nos cumpla para que podamos seguir hacia adelante", dijo Mendez.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, reconoció que su país está preocupado por el aumento de cultivos ilícitos en Colombia, aunque dijo que este tipo de programas ayudará a bajar el número de hectáreas sembradas.

"Hay preocupación pero la única manera de dar respuesta a esto es con un plan y la ejecución del plan, y eso es lo que estamos viendo hoy", dijo Whitaker.

En el municipio de La Uribe se vincularán 500 familias y se espera que en todo el país se unan a este programa alrededor de 80 mil.

El Gobierno les dará a las familias un salario de un millón de pesos mensuales por un año y después les otorgarían 19 millones de pesos para que comiencen proyectos productivos, asistencia técnica y créditos especiales para los campesinos. Con este plan se espera que se puedan sustituir 50 mil hectáreas de coca en todo el país, durante 2017.