taquino33.jpg
8 Mayo 2018 08:41 AM

Por discriminación en restaurante de El Poblado podría aplicarse multa de hasta $20 millones

A la luz de la Ley Antidiscriminación, el restaurante el Taquino, podría estar cerrado por 54 meses por el caso de segregación a don José.

La indignación en el país se tomó las redes sociales la noche del lunes por cuenta del caso denunciado por la artista plástica y periodista, Valeria Lotero, quien mientras departía con un amigo en el restaurante Taquino de El Poblado, en Medellín, vivió un episodio de discriminación cuando un adulto mayor, con sombrero, camiseta de botones, pantalón, mochila y guitarra, les cantó “Mamá Vieja”.

Cuando la pareja se conmovió y quiso invitarlo a almorzar al adulto mayor, la administradora les dijo que el hombre no podía sentarse con ellos en la mesa, que debía llevarse el almuerzo y comer afuera. Lógicamente la mujer, visiblemente afectada, protestó por la actuación de la administradora por la discriminación al veterano músico, conocido como don José.

(Lea: Artista plástica Valeria Lotero denuncia discriminación en restaurante de Medellín)

 

Hoy, cuando ha crecido la indignación, muchos se preguntan si puede existir alguna sanción en contra del establecimiento que cometió la humillación al adulto mayor, considerado hoy una víctima de la segregación social en Medellín.

El senador Carlos Alberto Baena, autor de la Ley 1482 de 2011 (Ley Antidiscriminación), dijo a LA FM que esa norma establece multas contundente contra los responsables de este tipo de hechos cometidos contra un señor que se vale de una guitarra y sus canciones para vivir.

(Lea Eliana Calvache, por caso de don José en el Taquino, de El Poblado: empleados no tenemos la culpa)

“Hay un agravante en este caso porque se trata de un adulto mayor y de un establecimiento abierto al público. Por eso la sanción para el restaurante Taquino de El Poblado puede llegar a multas que podrían ser elevadas hasta $20 millones y el cierre hasta de 54 meses”, explicó.

Y agregó: “A este señor lo escucharon, pudo interpretar sus canciones y el problema fue cuando le quisieron ofrecer una comida. No tiene lógica que después de haber disfrutado de sus capacidades y cualidades artísticas, luego como adulto mayor y por su indumentaria le prohibieran estar en el lugar”.

Al respecto, Baena también dijo que aunque con la Ley Antidiscriminación se ha avanzado mucho y la discriminación ha venido disminuyendo, aún hay desconocimiento sobre las contundentes sanciones que establece la norma.

“La meta con esta ley no era meter a la gente a la cárcel sino disuadir para que todos los ciudadanos tengan conciencia y se cambie la cultura”, sostuvo.

A propósito de este lamentable episodio, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, dijo que algo muy valioso que nunca se pueden olvidar los ciudadanos es “el respeto por el otro, seamos solidarios y digamos no a la discriminación”.

Hoy entonces quedó abierto el debate sobre el irrespeto que debe existir hacia una persona mayor y los eventuales casos de discriminación y exclusión.