Pese a reclamo del ELN, equipo negociador del Gobierno permanece en Bogotá

Tras los atentados en Atlántico y Bolívar, el presidente Juan Manuel Santos suspendió los diálogos de paz con esa guerrilla.

El ELN instó el martes al Gobierno a pactar un nuevo cese al fuego ante la suspensión de los diálogos de paz ordenada por el presidente Juan Manuel Santos, en rechazo a los atentados de esa guerrilla el pasado fin de semana.

Al respecto, el Gobierno confirmó que se mantiene en Bogotá todo el equipo negociador que tiene a Gustavo Bell, jefe de la delegación.

“De acuerdo con la decisión del presidente Juan Manuel Santos sobre la mesa diálogos con el ELN, el equipo de paz del Gobierno permanece en Bogotá con Gustavo Bell, jefe de la delegación”, señaló.

Este miércoles estaba pactada una cita para reiniciar las conversaciones y fruto de ellas, pactar un nuevo y mejor cese bilateral.

Sin embargo, los ataques del fin de semana llevaron al presidente Santos a congelar el lunes los diálogos de paz que se celebran en Quito desde hace un año.

Las conversaciones estaban en suspenso desde que el pasado 10 de enero finalizó la primera tregua bilateral, y la agrupación guerrillera retomó sus ataques contra la fuerza pública y la infraestructura petrolera. Desde entonces recrudeció el enfrentamiento entre las partes.

Con su voluntad de firmar la paz con el ELN, Santos busca superar una guerra más de medio siglo, tras la firma en noviembre de 2016 de un acuerdo de paz entre su gobierno y las comunistas Farc, ya desarmadas y transformadas en partido político.